Estudio sobre educación en pandemia: Profesores reconocen baja participación de estudiantes pese a que la mayoría declara haber innovado en sus prácticas

La investigación detectó que 9 de cada 10 docentes aseguró utilizar nuevas metodologías en el proceso educativo remoto. No obstante, solo un 29% de los profesores sostuvo que alcanzó una alta participación de sus estudiantes en el proceso de enseñanza.

Santiago, 09 de Agosto de 2021.– Durante el primer semestre de este año, Elige Educar; Aprendo en Casa –que cuenta con el apoyo de Fundación BHP y Harvard–; el Centro de Estudios y de Políticas y Prácticas en Educación (CEPPE) de la Universidad Católica; y el Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) de la Universidad de Chile, desarrollaron el estudio “Situación de docentes y educadores en contexto de pandemia”, que analizó los avances, desafíos, aprendizajes e innovaciones del primer año de educación a distancia. En la encuesta, donde participaron más de 2.500 docentes, educadores de párvulos y directivos, el 91% de los encuestados aseguró haber innovado en sus prácticas pedagógicas durante el primer año de pandemia.

“A pesar del complejo escenario, durante 2020, los docentes innovaron en la sala de clases para continuar con el desarrollo educativo. Pero, al mismo tiempo, la falta de recursos y conectividad afectó directamente en el completo desarrollo del proceso educativo. Por esto es relevante que durante los próximos meses generemos una estrategia para que niñas, niños y jóvenes puedan recibir una formación óptima para lo cual la presencialidad es clave. En caso de no lograrse esta en establecimientos específicos, es fundamental asegurar recursos mínimos de conectividad para permitir la educación remota o híbrida”, planteó Joaquín Walker, Director Ejecutivo de Elige Educar.

Si bien, los maestros reconocen un avance relevante en términos de innovación; al mismo tiempo, demostraron preocupación por los recursos y condiciones materiales de sus estudiantes, sobre todo en términos de entregar igualdad de condiciones para el aprendizaje​​. En este sentido, solo un 29% de los profesores sostuvo que alcanzó una alta participación de sus alumnos en el proceso de enseñanza. Y 5 de cada 10 docentes señalaron que más de la mitad de sus estudiantes contó con una baja o inestable conexión a internet para asistir a clases remotas.

«En este tiempo de pandemia y educación remota fue necesario adaptar la enseñanza a un nuevo contexto, definir prioridades curriculares y desarrollar nuevas metodologías. La educación post pandemia no puede volver a hacer lo mismo de antes. Es fundamental que escuchemos y abramos espacio a los aprendizajes de los y las docentes al volver a las clases presenciales”, complementó Magdalena Claro, Directora CEPPE UC.

La innovación también estuvo presente en el uso curricular de los profesores y establecimientos escolares. En este sentido, un 93% de los maestros afirmó haber adaptado el currículum oficial escolar brindado por el Ministerio de Educación (Mineduc), según las necesidades de sus estudiantes. ​​Específicamente, un 71% lo hizo con el currículum priorizado del Mineduc, un 11% utilizó el currículum del Ministerio configurándolo a la realidad del establecimiento y un 10% elaboró una reconfiguración curricular propia.

«El año escolar 2020 no se borrará de la memoria de los profesores. La tecnología sirvió y servirá para ilustrar, explicar y problematizar los temas del currículo; estarán atentos a la capacidad de responder de sus alumnos a las tareas de enseñanza, estimulando sus habilidades de análisis, su creatividad e innovación y su pensamiento crítico», señaló Beatrice Ávalos, Investigadora CIAE de la U de Chile..

En esta misma línea, de acuerdo con el sondeo, la priorización de las habilidades claves a desarrollar por los estudiantes fue crucial en el proceso educativo. Bajo este marco, el 49% de los docentes escogió como primera habilidad el “Pensamiento crítico”, seguido por la “Resolución de problemas” (37%), “Comprensión lectora” (29%), “Creatividad e innovación” (26,3%) e “Iniciativa y autonomía” (22,2%). Estas son las competencias que los maestros consideraron más importantes para desarrollar con sus estudiantes, siendo las dos primeras competencias altamente demandadas en el siglo XXI.

«La relevancia y el desarrollo de habilidades claves para el aprendizaje como la autonomía, la resiliencia, la capacidad de mirar positivamente los cambios, están generando un impulso para avanzar hacia un paradigma educativo que desarrolle tanto las habilidades académicas como las socioemocionales, es decir aquellas que necesitamos de manera integral para abordar el siglo XXI», dijo Ana María Raad, Directora de AprendoEnCasa-Fundación Reimagina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.