O’Higgins: Corte de Rancagua ordena continuar procedimiento por manejo de residuos peligrosos

La Corte de Apelaciones de Rancagua dejó sin efecto la suspensión del procedimiento decretada en la causa abierta en contra del empresario Gonzalo Izquierdo Menéndez, imputado por el Ministerio Público por los delitos de lesiones graves, falso testimonio y manejo de residuos peligrosos sin contar  con autorización. Ilícitos cometidos en fundición de plomo de su propiedad, ubicada en la comuna de Marchigüe.

Rancagua, 28 de Marzo de 2022.- En fallo unánime, la Segunda Sala del tribunal de alzada -integrada por los ministros Pedro Caro Romero, Marcela de Orúe Ríos y la abogada (i) Vivian Allen Gálvez- revocó la resolución apelada, dictada por el Juzgado de Garantía de Peralillo.

«Que, en la especie, la suspensión del procedimiento se decretó el 15 de marzo de 2021, en base a dos informes: el primero, titulado ‘Informe Psiquiátrico Forense de 6 de noviembre de 2020’ y el segundo, denominado ‘Ampliación de Informe Psiquiátrico Forense’ de fecha 15 de marzo de 2021, ambos elaborados por Rodrigo Daniel Paz Henríquez, quien se individualiza como Médico Psiquiatra Instituto Psiquiátrico Dr. José Horwitz Barak, documentos que figuran acompañados en la presentación de 23 de abril de 2021. La conclusión del primer documento es que: ‘Los déficits cognitivos y emocionales identificados en el examen mental y pruebas neuropsicológicas practicadas al imputado son perfectamente consistentes con el relato de sus familiares y no dejan lugar a duda clínica alguna en cuanto a que el Sr. Izquierdo Menéndez cursa una demencia que lo hace incapaz de participar en un proceso penal», consigna el fallo.

La resolución agrega: «Que, no obstante lo anterior, la parte querellante ha acompañado, tanto en su presentación de 24 de enero de 2022 como en la de fecha 5 de abril de 2021, un conjunto de antecedentes documentales que dan
cuenta que el imputado Gonzalo Izquierdo Menéndez ha actuado, en un tiempo coetáneo al de este procedimiento, con plena normalidad en su vida personal y laboral, suscribiendo complejos contratos comerciales y civiles ante
diversos notarios públicos, como compraventas y modificaciones sociales celebradas en los meses de marzo y abril de 2021, concurriendo incluso al otorgamiento de su testamento con fecha 30 de julio de 2020, instrumento del
cual resulta relevante destacar que el notario ante quien se otorgó, certificó que don Gonzalo Izquierdo Menéndez demuestra encontrarse en su sano y entero juicio y así lo otorgó y firmó en unión de los dos testigos
hábiles mayores de dieciocho años -dos de ellos de su mismo apellido- (…) todos quienes declaran conocer al testador, que a sus pareceres él se encuentra en su sano juicio y estar conformes con la certificación practicada por el señor Notario».

Para el tribunal de alzada, en la especie: «(…) en consecuencia, los antecedentes previamente analizados permiten descartar la existencia de una sospecha sobre la inimputabilidad del encartado, conclusión que justifica dejar sin efecto la suspensión del procedimiento decretada al amparo del artículo 458 del Código Procesal Penal, lo que en todo caso no obsta a que la defensa pueda perseverar en sus alegaciones sobre este punto, mediante la incorporación de nuevos y mejores antecedentes sobre la supuesta inimputabilidad, en especial, a partir de aquellos que puedan surgir del informe psiquiátrico decretado en la causa y a cuya concreción sin duda debe contribuir el imputado y su defensa, en cuanto son los principales interesados en demostrar que se encuentra imposibilitado de sufrir un
reproche penal en su contra».

Por tanto, se resuelve que: «se revoca la resolución apelada, dictada con fecha catorce de febrero de dos mil veintidós, por el Juzgado de Letras y Garantía de Peralillo, en la causa RIT 218-2019 y, en su lugar, se declara que se hace lugar a lo solicitado por la parte querellante y, en consecuencia, se deja sin efecto la suspensión del procedimiento decretada en favor de Gonzalo izquierdo Menéndez, por no concurrir en la actualidad los presupuestos del artículo 458 del Código Procesal Penal, debiendo continuarse con su prosecución como en derecho corresponda».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.