O’Higgins: Por contaminación, moscas y malos olores, vecinos exigen cierre de chanchera Coexca en Chépica

Residuos semisólidos aplicados en suelo agrícola, además de fosas sin impermeabilización con cerdos muertos, serían algunas de las irregularidades encontradas por la autoridad sanitaria.

Para el senador electo por O´Higgins, Dr. Juan Luis Castro, resulta “inaceptable que, no cumpliendo con los requisitos mínimos sigan funcionando”, comprometiendo apoyo “incluso en lo judicial”.

En esa misma línea, autoridades locales presentaron un recurso de protección en la Corte de Apelaciones de Rancagua, resguardando el derecho de los vecinos a vivir en un ambiente libre de contaminación.

Rancagua, 23 de Enero de 2022.- Con el propósito de llamar a las autoridades a terminar definitivamente con la contaminación, moscas y malos olores que produciría la empresa criadora de cerdos, Coexca S.A, vecinos del sector Lima de la comuna de Chépica se tomaron el Camino La Palma.

Residuos semisólidos almacenados al aire libre y aplicados luego en suelo agrícola, además de fosas sin impermeabilización con cerdos muertos tapados solo con tierra, que «generan un foco de proliferación de moscas y olores a descomposición de materia orgánica insoportable y putrefacto», serían algunas de las irregularidades certificadas por la Seremi de Salud de O’Higgins.

Lo anterior según su ordinario 104, del 14 de enero de 2022. Más abajo el documento concluye que estas condiciones «constituyen un inminente riesgo para la salud de la población cercana, y para los propios trabajadores», decretando la medida de «prohibición de funcionamiento».

Sin embargo, César Devia, vecino del sector, acusa que pese a encontrarse “muchos factores que indicaron el cierre de la planta, aún siguen operando. Estos últimos dos días han seguido sacando animales y siguen las malas prácticas agrícolas”, afirmó.

“Tenemos mucha molestia con la empresa, sentimos que muchas veces se han burlado de nosotros, dicen que está todo bien, pero tenemos que llegar a estas instancias”. Estamos cansados de “tener que soportar todas estas inconveniencias y no poder estar en tu casa tranquilo. Ha sido muy complicado para nosotros, muy triste, porque somos gente de campo, nos gusta comer al aire libre y compartir con la familia, pero así no se puede”, dijo Devia.

Mario García, concejal de Chépica, señaló que además de las manifestaciones “con los vecinos estamos atentos a lo que pase con la última resolución de la autoridad del Ministerio de Salud, por supuesto estamos en contacto, en alerta de movilización y con una sola línea: que se concrete el cierre de esta empresa y que se cumplan las medidas sanitarias medioambientales”.

A reglón seguido, García, precisó que “junto a los vecinos de la localidad de Lima y al municipio del alcalde Fabián Soto, interpusimos, también, un recurso de protección -en la Ilustrísima Corte de Apelaciones de Rancagua- en favor de los vecinos y en contra de esta empresa”, “por la perturbación y afectación de la cual estamos siendo objeto en relación a nuestro derecho a vivir en un medioambiente libre de contaminación”.

Por su parte el diputado en ejercicio y senador electo por O´Higgins, Dr. Juan Luis Castro, lamentó que “una vez más haya empresas que estén violando la normativa sanitaria y medioambiental, y que estén contaminando por olores una zona muy importante de Chépica”, agregando que “no es aceptable que no cumpliendo con los requisitos mínimos sigan funcionando, y que esperen hasta el último oficio”.

“¡Los vecinos no pueden esperar!”, sentenció Castro, “por eso apoyo a la comunidad de Chépica, a su concejal -Mario García- y al alcalde – Fabián Soto- que están empeñados en una causa justa, que es un medioambiente libre de olores perjudiciales para la salud de las personas”, sostuvo.

“No puede una empresa agroalimentaria dedicarse sistemáticamente a traspasar la ley solo para producir a costa de la salud de las personas. Por eso nuestro compromiso de apoyo, incluso en lo judicial, se mantiene firme”, dijo para concluir el senador electo por O´Higgins, Juan Luis Castro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.