Vuelo Inaugural: Vega-C completa con éxito su vuelo inaugural

París, 13 de Julio de 2022.- El nuevo cohete Vega-C de la ESA ha completado su vuelo inaugural, colocando la carga útil principal LARES-2 —una misión científica de la Agencia Espacial Italiana (ASI)— en su órbita prevista. También se transportaron seis CubeSats de investigación de Francia, Italia y Eslovenia como cargas útiles secundarias. El lanzamiento culmina un esfuerzo de varios años por parte de la ESA, el contratista principal Avio y los socios industriales de trece Estados miembros de la ESA que tomó como base la herencia de su predecesor, Vega.

El vuelo VV21 despegó del puerto espacial europeo en la Guayana Francesa a las 15:13 CEST del miércoles 13 de julio (14:13 BST/10:13 hora local de Kourou). Esta misión duró unas 2 horas y 15 minutos desde el despegue hasta la liberación de la carga útil final y la combustión final del motor de la etapa superior AVUM+.

La masa total de la carga útil en el momento del despegue era de aproximadamente 474 kg: 296 kg correspondían al LARES-2 y el resto a los seis CubeSats, los adaptadores de carga útil y las estructuras de transporte.

Vega-C presenta unas capacidades enormemente superiores a las de Vega, que lleva operando desde 2012. Con las nuevas primera y segunda etapas y la cuarta etapa mejorada, Vega-C aumenta el rendimiento desde las 1,5 toneladas de Vega hasta unas 2,3 toneladas en una órbita polar de referencia de 700 km.

El director de Transporte Espacial de la ESA, Daniel Neuenschwander, encargado de supervisar las operaciones de lanzamiento desde el control de la misión en el puerto espacial, señaló lo siguiente: «Hoy inauguramos una nueva era de soluciones de lanzamiento europeas, que comienza con Vega-C y se complementará con Ariane 6».

Vega-C incorpora una nueva y más potente primera etapa, P120C, basada en la P80 de Vega. Por encima, se encuentra una nueva segunda etapa, Zefiro-40, y a continuación incluye la misma tercera etapa Zefiro-9 que se utiliza en Vega.

También se mejora la etapa superior reutilizable. AVUM+ tiene una mayor capacidad de combustión líquida para llevar las cargas útiles a múltiples órbitas en función de los requisitos de la misión y para permitir un mayor tiempo de funcionamiento en el espacio, posibilitando con ello unas misiones más prolongadas.

El motor P120C prestará un doble servicio, con dos o cuatro unidades que actuarán como propulsores acoplados para Ariane 6. Compartir este componente mejora la eficiencia industrial y mejora la rentabilidad de ambos lanzadores.

Con sus etapas principales más grandes y su carenado de mayor tamaño —que duplica el volumen de la carga útil en comparación con Vega— Vega-C mide 34,8 metros de altura, casi cinco más que Vega.

La nueva configuración del lanzador ofrece una mejora significativa en la flexibilidad del sistema de lanzamiento. Vega-C puede poner en órbita satélites más grandes, dos cargas útiles principales o dar cabida a diversas disposiciones para misiones de viaje compartido. El próximo vehículo de retorno a la Tierra Space Rider de la ESA será lanzado a órbita con Vega-C.

La trayectoria orbital precisa de LARES-2 será seguida por láser desde estaciones terrestres. El objetivo es medir el efecto de «arrastre del marco de referencia», una distorsión del espacio-tiempo ocasionada por la rotación de un cuerpo enorme como la Tierra, según predijo Einstein en su teoría de la relatividad general. Su predecesor, el similar LARES, fue la principal carga útil en el vuelo inaugural de Vega realizado en 2012.

Seis CubeSats formaron un paquete de carga útil secundaria.  AstroBio CubeSat (Italia) probará una solución para detectar biomoléculas en el espacio. Greencube(Italia) lleva a cabo un experimento para cultivar plantas en microgravedad.ALPHA (Italia) pretende ayudar a comprender los fenómenos relacionados con la magnetosfera de la Tierra, como las auroras boreales y australes.

Otros tres CubeSats,Trisat-R (Eslovenia),MTCube-2 (Francia) y Celesta (Francia) estudiarán los efectos de un entorno de radiación severa en los sistemas electrónicos.

EVOLUCIÓN POSTERIOR

En paralelo al inicio de las operaciones de Vega-C, el trabajo de desarrollo continúa. Otra variante, Vega-E, ofrecerá a partir de 2026 una arquitectura simplificada al sustituir tanto la tercera como la cuarta etapa de Vega-C por una nueva etapa superior criogénica. La clave de Vega-E radica en el motor M10, fabricado en Europa, que utiliza combustibles más sostenibles desde el punto de vista medioambiental —oxígeno líquido criogénico y metano— y además cuenta con un avanzado sistema de control de la presión que permite efectuar múltiples paradas y reinicios en el espacio. El contratista principal, Avio, ha finalizado recientemente su primera serie de pruebas de fuego.

El VV21 fue gestionado por la ESA, que es propietaria del programa Vega-C y supervisa su desarrollo. Este vuelo inaugural allana el camino para el inicio de la explotación por parte de Arianespace y Avio.

Tras el éxito de Vega, los Estados miembros acordaron en la reunión ministerial de la ESA de diciembre de 2014 desarrollar el Vega-C, más potente, con el fin de atender a un mercado en evolución y a las necesidades institucionales a largo plazo. Los Estados miembros de la ESA que participan en el programa Vega-C son Austria, Bélgica, República Checa, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Países Bajos, Noruega, Rumanía, España, Suecia y Suiza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *