Turquía declarará “persona non grata” a diez embajadores

Los diplomáticos firmaron un comunicado pidiendo la liberación de Osman Kavala, enemigo del gobierno de Recep Tayyip Erdogan. Entre los firmantes se encuentra el representante de Alemania.

Ankara, 23 de Octubre de 2021.- A media tarde de este sábado, el presidente de Turquía, el conservador Recep Tayyip Erdogan, anunció que los embajadores de diez países, entre ellos los de Estados Unidos, Alemania y Francia, que pidieron que el opositor Osman Kavala fuera liberado, serán declarados «persona non grata lo antes posible». «Tienen que irse de aquí desde el día que dejaron de conocer Turquía», sostuvo.

«Ordené a nuestro ministro de Relaciones Exteriores que prepare lo antes posible la declaración de esos diez embajadores como persona non grata», afirmó el jefe de Estado turco durante una actividad en Eskisehir (centro de Turquía), aunque no precisó ninguna fecha. «Deberían conocer y comprender a Turquía», añadió Erdogan respecto a estos embajadores, a quienes acusó de «indecencia».

Los diez diplomáticos (Canadá, Francia, Finlandia, Dinamarca, Alemania, Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, Suecia y Estados Unidos) publicaron un comunicado la noche del lunes 18 de octubre en el que instaron a «un arreglo justo y rápido del caso» Osman Kavala, hombre de negocios y mecenas turco convertido en una bestia negra para el régimen, quien se encuentra encarcelado desde hace cuatro años sin haber sido enjuiciado.

Diversos cargos
Kavala, de 64 años, fue detenido en octubre de 2017, acusado de ser el «instigador y líder» de las masivas protestas populares de 2013 en el parque Gezi de Estambul, una manifestación ecologista que se transformó en una denuncia laicista del creciente autoritarismo del Gobierno islamista turco. Tras ser absuelto, Kavala fue acusado de espionaje y de vínculos con el fallido golpe de Estado de 2016.

«Los retrasos continuos en el juicio, incluida la fusión de diferentes casos y la creación de otros tras una absolución, arrojan una sombra sobre el respeto a la democracia, el Estado de derecho y la transparencia del sistema judicial turco», rezaba el breve comunicado de los diez embajadores. Los firmantes «creen que una resolución justa y rápida de este caso debe ajustarse a las obligaciones internacionales de Turquía y sus leyes nacionales».

El gobierno turco había convocado el martes pasado a los embajadores, al considerar «inaceptable» su llamado a favor de Kavala.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.