País: Girardi en la COP26 “Sin salud del planeta no hay humana”

El senador Girardi expuso en la COP26 las “cinco propuestas concretas” que Chile hace al mundo para unir “la salud del planeta con la salud humana”: Terminar con la comida chatarra y el desperdicio de alimentos, proteger los neuroderechos, reemplazar los combustibles fósiles por hidrógeno y el cemento por madera.

Glascow, 05 de Noviembre de 2021.- El senador Guido Girardi, miembro de la Comisión de Salud y presidente de la Comisión Desafíos del Futuro del Senado de Chile, expuso -este jueves- en el panel Sistema de Salud Inteligente para un Planeta Sano en la COP 26 que se realiza en Glasgow, Reino Unido.

Básicamente, el parlamentario chileno explicó -en breves minutos- cinco iniciativas que se impulsan en nuestro país y que, su juicio, pueden ser un gran aporte a la salud de todo el planeta: Las leyes de Etiquetado, Desperdicio de Alimentos, Prohíbe los combustibles fósiles a partir del 2030 y las mesas de trabajo para desarrollar el hidrógeno verde (como almacenador y distribuidor de energías renovables) y el reemplazo en la construcción del uso de cemento por madera de bosque nativo.

El senador Girardi dijo que “la salud que tenemos mira un mundo que ya no existe y hay que repensarla. La salud debe preocuparse no de la enfermedad, como hasta ahora, sino que de las causas. Debe tener un rol preventivo antes que reactivo, porque eso es sólo un buen negocio para la industria farmacéutica. Y la salud ecológica, la del planeta es la más importante, porque sin ella no hay salud humana”.

Y aseguró que desde Chile «tenemos cinco propuestas concretas para unir la salud del planeta con la salud humana. Por ejemplo, estamos frente a una crisis de Covid-19 -producida por el CC- pero la pandemia más grande y silenciosa que no la vemos es la obesidad. Mata 41 de millones de personas al año. Todos los días mueren 112 mil, por cáncer, accidente vascular, infarto al cerebro o al corazón, hipertensión, diabetes y es invisible porque es un negocio”.

Agregó que “en Chile pusimos sellos negros -que los puede entender un niño- en todos los productos con altos porcentajes de nutrientes críticos: grasa, sal, azúcar y calorías. Si tiene un sello no puede tener publicidad en la TV, ni venderse en colegios, usar animaciones ni participar en compras públicas del Estado”.

“Estos alimentos basura provocan el principal daño a la salud del planeta, porque usamos terrenos agrícolas, agua, fertilizantes para producir enfermedades. Si logramos cambiar los hábitos y el sistema alimentario ayudamos a los ecosistemas de salud de los humanos y del planeta”.

Pérdida de Alimentos y Neuroderechos
En segundo lugar, dijo que “se pierde un tercio de los alimentos, 13 millones de hectáreas. No podemos permitir que habiendo hambre se desperdicien los alimentos. Ya tenemos una ley en Chile que obliga a las grandes tiendas y supermercados a entregar los alimentos una semana antes de que venzan”.

La tercera propuesta es regular la Inteligencia artificial “Ya se pueden leer los cerebros y se está usando las neurotecnologías para hacernos adictos. Google o Facebook lo hacen con los niños, seis horas promedio están en ante las pantallas y sufren daños intelectuales, emocionales y de aprendizaje porque les roban tiempo a actividades fundamentales”.

Agregó que “nos roba la vida y nos condiciona a la mentira y a las falsedades porque es lo que captura la atención para obtener los datos de nuestros cerebros. El campo de batalla del futuro son los cerebros y hay que protegerlos, porque todas las plataformas están permanentemente tratando de capturar nuestra atención para extraer los datos y luego usarlos para modificar nuestras conductas”.

Por ello explicó que en Chile «acabamos de aprobar una reforma constitucional, pionera en el mundo, que crea los neuroderechos como un derecho humano y los protege como tal. Lo hicimos con Rafael Yuste -director del Proyecto Brain de Columbia (cableado del cerebro humano- y los neurocientíficos de Chile y el mundo, porque hay que unir la ciencia con la política”.

Girardi dijo que “también presentamos una ley para prohibir a partir del 2030 el uso de combustibles fósiles y para eso debemos acelerar la producción de hidrógeno para almacenar y distribuir las energías renovables. Chile es el país con mayor potencial de energía solar y eólica”.

La quinta propuesta es “cambiar nuestra construcción de cemento por madera, porque ayudan a enfrentar el síndrome de déficit de la naturaleza ya que por cada tonelada de madera que se usa en la construcción se captura 1,5 tonelada de CO2 y se evita el uso de cemento. Necesitamos una salud ecológica”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *