País: Corte Suprema rechaza recurso de nulidad y confirma condena por tráfico de droga en Los Ángeles

En fallo unánime, la Segunda Sala del máximo tribunal rechazó el recurso de nulidad interpuesto en contra de la sentencia que condenó a Víctor Pino Muñoz y Jorge Urrutia Quintana a 7 años y 5 años de presidio, respectivamente, en calidad de coautores del delito consumado de tráfico de drogas. Ilícito cometido en febrero del año pasado, en la comuna de Los Ángeles.

Santiago, 06 de Marzo de 2024.- La Corte Suprema rechazó el recurso de nulidad interpuesto por la defensa, en contra de la sentencia que condenó a Víctor Alfonso Pino Muñoz y Jorge Alejandro Urrutia Quintana a las penas de 7 años y 5 años de presidio, respectivamente, en calidad de coautores del delito consumado de tráfico de drogas. Ilícito cometido en febrero del año pasado, en la comuna de Los Ángeles.

En fallo unánime (causa rol 252.299-2023), la Segunda Sala del máximo tribunal –integrada por los ministros y ministras Manuel Antonio Valderrama, María Teresa Letelier, Juan Manuel Muñoz Pardo, Dobra Lusic y el abogado (i) Eduardo Morales– descartó infracción al debido proceso en el control de identidad practicado a los recurrentes derivado de un control y registro vehicular.

“Que, como reiteradamente lo ha sostenido esta Corte, una actuación autónoma e intrusiva como el control de identidad, dado que afecta garantías constitucionales como el derecho a la intimidad, debe necesariamente, basarse en un indicio de carácter objetivo y por ello susceptible de ser objeto de revisión judicial (Sentencias Corte Suprema Roles N° 21.413-14, de 22 de septiembre de 2014, y N° 2.222-19, de fecha 28 de febrero de 2019)”, reitera el fallo.

“En el mismo sentido, es preciso señalar que en la construcción de un indicio deben aquilatarse, en su conjunto, todas aquellas circunstancias que, conforme el procedimiento llevado a cabo, fueron constatadas por los agentes policiales”, añade.

La resolución agrega que: “Pues bien, del mérito de los antecedentes expuestos, se colige que los funcionarios de Carabineros, en primer término, se encontraban realizando controles vehiculares, que divisaron un automóvil que no respetó un signo Pare, por lo que se adoptaron las medidas para su fiscalización”.

“Una vez que el vehículo detuvo su marcha –prosigue–, al fiscalizar al conductor del móvil en el marco de un control vehicular, Carabineros advirtió que el copiloto realizó un gesto de tomar u ocultar ‘algo’, correspondiendo ese ‘algo’ a un cooler, el que contenía una mochila y al abrir la puerta del vehículo, se advirtió un fuerte olor a químico, característico a pasta base de cocaína, por lo que al revisar la mochila que se pretendió tomar u ocultar, se produjo el hallazgo de paquetes de cocaína”.

Para la Sala Penal: “Tales circunstancias, analizadas en su conjunto, en cuanto las mismas son de carácter objetivo y, por lo demás, verificables, permiten estimar que en la especie estamos en presencia de un indicio que posee la fuerza y coherencia necesaria para facultar a los agentes policiales a efectuar un control de identidad a los impugnantes, validando con ello su actuar, en cuanto constituyen una información concreta acerca de la posible –presumible– realización de una conducta delictiva”.

“Además, debe tenerse en cuenta que los indicios se estructuran sobre la base de la percepción de cualquiera de los sentidos y no solo de la vista, ya que tal elemento indiciario es, el aroma a sustancias que contienen pasta base, como la observación del ocultamiento de una especie”, releva el fallo.

“Que, en consecuencia, al proceder del modo que lo hicieron en el caso concreto, los funcionarios policiales no transgredieron las facultades conferidas por el ordenamiento jurídico y, por lo tanto, no han vulnerado las normas legales que orientan el proceder policial como tampoco las garantías y derechos que el artículo 19° de la Constitución Política reconoce y garantiza a los imputados, por lo que los jueces del tribunal oral no incurrieron en vicio alguno al aceptar con carácter de lícita la prueba de cargo obtenida por la policía en la referidas circunstancias y que fuera aportada al juicio por el Ministerio Público, de manera que no queda sino rechazar, la causal principal del recurso en análisis”, concluye.

Por tanto, se resuelve que: “SE RECHAZA el recurso de nulidad deducido por la defensa de los acusados Víctor Alfonso Pino Muñoz y Jorge Alejandro Urrutia Quintana, en contra de la sentencia de doce de diciembre de dos mil veintitrés, dictada por el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Los Ángeles, y contra el juicio oral que le antecedió en el proceso 2300143214-1, RIT 70-2023, los que, por consiguiente, no son nulos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *