País: Corte de Santiago confirma condenas por robo con intimidación y tenencia ilegal de armas y municiones

En fallo unánime, la Tercera Sala del tribunal de alzada descartó infracción en la valoración de la prueba y la determinación de penas en la sentencia atacada, dictada por el Cuarto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago.

Santiago, 12 de Septiembre de 2022.-La Corte de Apelaciones de Santiago rechazó los recursos de nulidad interpuestos en contra de la sentencia que condenó a Maximiliano Luis Zúñiga Milla, Marcelo Cristián Jofré Baeza y Walter Arturo Palavecino López a 10 años y un día de presidio, como coautores del delito consumado de robo con intimidación; además, Zúñiga Milla deberá purgar 11 años de presidio como autor de los delitos consumados de tenencia ilegal de armas de uso bélico (fusil), arma de fuego prohibida (escopetas recortadas), arma de fuego con número de serie borrado y tenencia ilegal de municiones; y a Jofré Baeza a 3 años y un día y 61 días de reclusión, como autor de los delito consumados de tenencia ilegal de arma de fuego y usurpación de nombre. Finalmente, Palavecino López deberá purgar 3 años y un día de prisión por el delito consumado de tenencia ilegal de arma de fuego. Ilícitos cometidos en noviembre de 2018 y junio de 2019, en distintas comunas de la Región Metropolitana.

En fallo unánime (causa rol 3.055-2022), la Tercera Sala del tribunal de alzada –integrada por las ministras Dobra Lusic, Isabel Margarita Zúñiga y el abogado (i) Eduardo Jequier– descartó infracción en la valoración de la prueba y la determinación de penas en la sentencia atacada, dictada por el Cuarto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago.

“Que la causal de nulidad en que se asila el recurso se hace consistir en la insuficiencia de las pruebas producidas en el juicio, lo que se reconduce al principio de la lógica alegado, pero en definitiva del tenor del libelo resulta que lo que esgrime el impugnante es una supuesta insuficiencia de pruebas que permitiese concluir la existencia de los delitos atribuidos y la participación del incriminado”, plantea el fallo.

La resolución agrega que: “Sin embargo, el examen del fallo impugnado permite constatar que las alegaciones del recurrente fueron planteadas durante el juicio y rechazadas por el tribunal oral, el que contiene razones sobre el valor y suficiencia de las pruebas reunidas en el juicio, conteniéndose el análisis detallado de las mismas, estableciendo en definitiva los delitos del modo que se expresa en la sentencia, sin observarse en dicho proceso de valoración ninguna infracción a las reglas que le son propias, ni a los principios de la lógica”.

Para el tribunal de alzada: “(…) así las cosas, tanto los delitos como la responsabilidad criminal del imputado han sido debidamente establecidos en el juicio y la sentencia se encuentra dictada conforme a derecho, sin que pueda formularse al fallo en este sentido ningún reproche que haga procedente el recurso intentado en su contra por la causal invocada”.

“Que a efectos de resolver el presente motivo de invalidación, ha de tenerse presente que la defensa ha centrado su fundamento en la sanción impuesta por el delito de robo con intimidación”, añade.

“Sin embargo –continúa–, debe advertirse respecto de este delito que en el mismo afecta a los incriminados una circunstancia agravante, de tal modo que la eventual consideración de una minorante no produce ningún efecto en la sanción a imponer, visto lo dispuesto en el artículo 68 del Estatuto Penal, pues en tal evento, compensadas una con otra, el tribunal quedaba facultado para aplicar la pena prevista en el artículo 433 del Código precitado en toda su extensión”.

“Que, en consecuencia, no concurre tampoco esta razón de invalidación alegada por la defensa de estos imputados”, concluye.

Por tanto, se resuelve que: “se rechazan los recursos de nulidad deducidos por las defensas de los imputados Marcelo Cristián Jofré Baeza, Walter Arturo Palavecino López y Maximiliano Luis Zúñiga Milla, en contra de la sentencia definitiva dictada en estos antecedentes con fecha veintiséis de junio del año en curso, la que en consecuencia no es nula”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *