Olaf Scholz estrecha lazos con Italia en su primer viaje oficial como canciller

«Hemos empezado a identificar una serie de áreas y de temas», explicó el primer ministro italiano, Mario Draghi.

Berlín, 20 de Diciembre de 2021.- El nuevo canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro italiano, Mario Draghi, presentaron este lunes  un plan de acción conjunto para consolidar la relación entre las dos naciones en una conferencia de prensa en Roma. Se trata del primer viaje oficial de Scholz como canciller.

El primer encuentro entre los líderes de estas dos potencias sirvió en primera instancia para ondear la determinación de «reforzar» la integración europea, aunque para Draghi sea «imposible acelerarla» en estos momentos. «Una Unión más fuerte es interés de todos, de Italia y Alemania, y queremos reforzar la cooperación en ámbito científico, tecnológico y de investigación», explicó, para después ilustrar campos «cruciales» para el futuro comunitario como la microelectrónica o el hidrógeno.

Scholz dijo que el objetivo final de los dos líderes era fomentar una cooperación más estrecha entre los dos gobiernos y lo describió como «un gran paso adelante». El plan de acción sigue la misma línea que el Tratado de Quirinal firmado recientemente entre Italia y Francia, un tratado de amistad que tiene como objetivo impulsar la cooperación de los dos países en cuestiones como la economía, la seguridad y la política migratoria.

Draghi explicó que el proceso aún se encontraba en una etapa inicial: «Esto ni siquiera se mencionó hasta hace tres días». Los dos líderes comenzaron identificando temas en los que ambos países podrían cooperar. Scholz fue recibido con honores militares en la residencia oficial de Draghi, el Palazzo Chigi.

En la reunión, aunque someramente, salieron temas como «los cambios solicitados en materia de reglas de Presupuesto y de ayudas de Estado», reveló el italiano. Es decir: las negociaciones para un posible nuevo Pacto de Estabilidad en la UE. En juego está flexibilizar, debido al impacto de la pandemia, la disciplina fiscal, cuya principal exigencia es mantener el déficit público por debajo del 3% del producto interior bruto y la deuda por debajo del 60%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.