Contingente de Estados Unidos abandona Bagram en Afganistán

La salida de la base aérea, a unos 70 km al norte de Kabul, pone fin a la presencia militar estadounidense en el aeródromo más importante del país, que se ha prolongado durante más de 20 años.

Washington, 02 de Julio de 2021.- Todas las tropas de Estados Unidos y de la OTAN abandonaron ya la base aérea de Bagram, anunció este viernes  un funcionario de defensa estadounidense, y señaló que la retirada completa de las fuerzas extranjeras de Afganistán es inminente. «Todas las fuerzas de la coalición han abandonado Bagram», dijo el funcionario bajo condición de anonimato, sin precisar cuándo exactamente dejaron la base ubicada a unos 70 km por carretera al norte de Kabul.

La fuente tampoco indicó la fecha en la que se entregará oficialmente la base al ejército afgano. Las instalaciones se han usado durante mucho tiempo para lanzar aviones de ataque contra los talibanes y otros grupos yihadistas y llegó a ser el cuartel general de las tropas de Operaciones Especiales de Estados Unidos en este conflicto. Tras 20 años de presencia, la OTAN anunció el 29 de abril el inicio del repliegue de sus tropas, lo que abre un período de inmensa incertidumbre para Afganistán, todavía azotado por la violencia.

Otros contingentes más pequeños, como los de España, Estonia y Dinamarca, ya abandonaron el país. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, fijó el 11 de septiembre como fecha límite para la retirada estadounidense, día del vigésimo aniversario de los ataques contra las Torres Gemelas por parte de los yihadistas de Al Qaeda. La retirada se ha acelerado tanto que algunas voces apuntan que podría concluir en julio.

Desde el comienzo de mayo, los talibanes han lanzado varias ofensivas de envergadura en las zonas rurales, mientras las fuerzas gubernamentales luchan por consolidar sus posiciones en las áreas más urbanas. Su capacidad para mantener el control de la base aérea de Bagram será fundamental para preservar la capital, Kabul, y mantener la presión sobre los talibanes.

Más de 2.400 soldados estadounidenses han muerto en 20 años de combates y 20.000 han resultado heridos. También han muerto unos 47.245 civiles, junto con decenas de miles de efectivos de las fuerzas de seguridad afganas, según el recuento del Washington Post. Un oficial dijo al periódico que el general del ejército Austin ‘Scott’ Miller, el principal comandante de los Estados Unidos durante casi tres años, permanece a cargo y conserva la capacidad de proteger a las tropas estadounidenses estacionadas en la capital, Kabul, mientras continúa la retirada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *