Bachelet hizo un llamado a detener el fuego en Siria

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas aseguró que los acuerdos para detener los ataques en terriotorio sirio han «fracasado».

Ginebra, 17 de Enero de 2020.- A pesar del alto el fuego del 12 de enero y el establecimiento de corredores humanitarios, la ONU denunció durante este viernes  en un comunicado que los civiles continúan siendo bombardeados por las fuerzas sirias y sus aliados por una parte, y los rebeldes y yihadistas por otra.

«Si bien es evidente que se debe alentar un alto el fuego, este acuerdo, al igual que otros en el pasado años, ha vuelto a fracasar para proteger a los civiles», dijo hoy en un comunicado, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet.

«Es profundamente angustiante que los civiles sigan siendo asesinados a diario en ataques con misiles tanto desde el aire como desde tierra», agregó la ex mandataria chilena.

Las fuerzas sirias, apoyadas militarmente por Rusia y por milicias aliadas, desarrollan desde el pasado abril una ofensiva en la vecina región de Idlib, prácticamente dominada por el Organismo de Liberación del Levante, una alianza islamista en la que está incluida la exfilial siria de Al Qaeda.

Desde entonces ha habido varios intentos de alto el fuego, pero ninguno ha durado más de unas semanas

Ataques en Alepo
Aviones de combate rusos, aliados del presidente sirio Bachar al Asad, efectuaron al menos 25 bombardeos al oeste de la provincia septentrional de Alepo y causaron la muerte de dos niños y heridas a al menos siete personas, indicó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Según la ONG, los aviones rusos «continúan sus ataques aéreos intensivos contra el oeste de Alepo» y los bombardeos han impactado sobre al menos seis poblaciones, causando la muerte de dos niños, mientras que al menos siete personas resultaron heridas.

El Observatorio, con sede en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores sobre el terreno, añadió que las fuerzas gubernamentales atacaron «de forma intensiva» diferentes zonas al oeste de Alepo. Además, se informó de la muerte de al menos ocho civiles por el impacto de proyectiles presuntamente lanzados por grupos yihadistas contra esta ciudad septentrional.

El pasado 12 de enero, Turquía, valedora de la oposición, anunció el cese de hostilidades en la vecina provincia de Idlib, una tregua que negoció con Rusia, el principal aliado del Gobierno de Al Asad. Moscú, por su parte, anunció un alto el fuego el 9 de enero, también acordado con Turquía, aunque Ankara no lo confirmó hasta tres días después.



Sobre WordPress