Di Maio deja liderazgo del M5E

  • Publicado miércoles 22 enero 2020 | 16:59 GMT -3
  • Europa
  • Enviar

El ministro de Exteriores dio un paso al costado como jefe partidario, en medio de una crisis interna del movimiento. El dirigente, sin embargo, pidió no romper la alianza de gobierno con el Partido Democrático.

Roma, 22 de Enero de 2020.- El líder del Movimiento Cinco Estrellas (M5E) italiano y actual ministro de Exteriores, Luigi di Maio, anunció este miércoles que abandona el liderazgo de su partido, asediado por los malos datos electorales, las dudosas alianzas y las tensiones internas. La noticia constituye un verdadero terremoto en el país, que ha vivido una fuerte inestabilidad política en los últimos meses.

«Estoy aquí para entregar mi renuncia como jefe del Movimiento 5 Estrellas”, afirmó Di Maio al término de un largo discurso, en el que llamó a su partido a prepararse para «una nueva era”. El dirigente, de 33 años, defendió su liderazgo iniciado en 2017, cuando reemplazó al cómico Beppe Grillo, fundador del movimiento, y llamó a lanzar la «refundación” del partido, que tras obtener el 33 por ciento en 2018 hoy ronda el 15 por ciento en los sondeos.

«En este recorrido he defendido el movimiento de oportunistas y tramposos”, aseguró tras pedir que su renuncia no desencadene una crisis con sus aliados de gobierno, el izquierdista Partido Democrático. «Este gobierno debe seguir adelante, no corre peligro”, afirmó ante los asistentes, que lo interrumpieron en varias ocasiones con aplausos y ovaciones.

Vito Crimi asume
«Debemos aspirar al sacrosanto derecho de ser valorados al menos al final de la legislatura (en 2023). Creo que el Gobierno debe continuar porque al final los resultados se verán», apostó. De manera provisional, y hasta que se elija un nuevo líder, se ha hecho cargo de la dirección del partido el dirigente siciliano y viceministro del Interior, Vito Crimi.

«Muchos me han acusado de ser demasiado ingenuo. Prefiero pasar por ingenuo que por tramposo”, respondió al mencionar también las críticas recibidas por haber pactado con rivales, tanto de derecha como de izquierda, para poder gobernar. Analistas estiman que, al pactar con la ultraderecha, Di Maio perdió a los partidarios progresistas del M5E. Luego, al pactar con la centroizquierda, perdió a los conservadores.



Sobre WordPress