Jamenei insiste en necesidad de expulsar a Estados Unidos de la región

Mientras que el ministro iraní de RR.EE. aseguró que el país no busca una guerra contra EE.UU., el líder supremo de Irán dijo que el ataque contra bases con presencia estadounidense en Irak «no es suficiente» venganza.

Teherán, 08 de Enero de 2020.- En un discurso televisado en la ciudad de Qom, el líder supremo de Irán, Alí Jamenei, dijo este miércoles que es necesario expulsar a las tropas estadounidenses de la región de Oriente Medio y afirmó que el ataque con misiles contra las bases militares en Irak que albergan a soldados de EE.UU. fue una «bofetada en la cara» de la potencia norteamericana.

«Se les dio una bofetada, pero tal acción militar no es suficiente, la presencia corrupta de EE.UU. debe terminar», subrayó el líder. Jamenei denunció que los estadounidenses trajeron a Oriente Medio «guerra, sedición y destrucción».

Bajo el nombre «Operación Mártir Soleimani», la Guardia Revolucionaria disparó decenas de misiles balísticos contra las bases aéreas de Ain al Asad y Erbil.

EE.UU. espera declaración de Trump
Según el Pentágono, todavía se están evaluando los daños. Estados Unidos está a la espera de la declaración del presidente, Donald Trump, sobre el ataque de esta madrugada.

Más tarde, el primer ministro en funciones de Irak, Adel Abdelmahdi, aseguró que recibió un «mensaje oral oficial» desde Irán para advertirle del comienzo de los bombardeos.

«Recibimos un mensaje oral oficial de parte de Irán que decía que la respuesta iraní por el asesinato de Soleimani empezaría en breve (…) y que el golpe sería sólo en aquellos lugares donde se encuentran las tropas estadounidenses en Irak sin precisar esos lugares», apuntó el portavoz de Abdelmahdi en un comunicado publicado en internet.

Alemania condena ataque
Mientras tanto, este miércoles, varios países occidentales, entre ellos Alemania, condenaron el ataque iraní en Irak. La agencia AFP cita una entrevista de la ministra de Defensa germana, Annegret Kramp-Karrenbauer, con la televisión pública alemana ARD, en la que asegura que Berlín condena «firmemente» el bombardeo. Según la política conservadora, es necesario impedir que la espiral de violencia crezca más, y corresponde «antes que nada a los iraníes no provocar una nueva escalada».

Irán exige que EE.UU. retire a sus tropas
Tras la agresión, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas iraníes, Mohamad Baqerí, advirtió a Estados Unidos de que, si efectúa alguna acción de represalia por el ataque a las bases militares en Irak, la respuesta de Irán será «más fuerte y aplastante».

Baqerí afirmó que el bombardeo es «solo una pequeña muestra de las capacidades de las Fuerzas Armadas de la República Islámica». «De ahora en adelante, cualquier nuevo acto malvado de EE.UU. enfrentará una respuesta más fuerte y aplastante y con un rango más amplio», agregó el general iraní, citado por la agencia Tasnim.

Asimismo, Baqerí subrayó que ha llegado el momento de que las autoridades estadounidenses «se den cuenta de las capacidades de Irán y retiren a las fuerzas de su Ejército terrorista de la región lo antes posible».

Según algunos medios oficiales iraníes, varios aviones estadounidenses de la base de Ain al Asad resultaron incendiados y el ataque también habría causado víctimas. Sin embargo, el presidente de EE.UU., Donald Trump, escribió este martes a través de Twitter que «todo está bien» después de los ataques con misiles balísticos lanzados por Irán.



Sobre WordPress