Congreso español rechaza proyecto de presupuestos generales y abre las puertas a nuevas elecciones

  • Publicado miércoles 13 febrero 2019 | 15:57 GMT -3
  • Europa
  • Enviar

Es la segunda vez desde la Constitución de 1978 que un proyecto de Presupuestos Generales es rechazado por el Congreso. En la anterior ocasión, en octubre de 1995, el Gobierno anunció fin de la legislatura.Madrid, 13 de Febrero de 2019.- El Congreso español rechazó este miércoles los Presupuestos del Estado de 2019 propuestos por el Ejecutivo socialista, que gobierna en minoría, lo que abre las puertas a un adelanto de las elecciones generales. Votaron en contra, por motivos diferentes, los conservadores del Partido Popular, los liberales de Ciudadanos y los partidos independentistas catalanes ERC y PDeCAT, mientras que socialistas, Unidos Podemos y los nacionalistas vascos apoyaron el proyecto presupuestario.

La Cámara pidió la devolución del proyecto del Ejecutivo por 191 votos, con 158 en contra y una abstención. El rechazo podría derivar en un adelanto electoral que, en todo caso, corresponde anunciar el presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, tras varios días de conjeturas en los medios sobre fechas posibles de los comicios. Tras la votación, Sánchez salió del Congreso sin hacer declaraciones sobre un eventual adelanto electoral a pesar de la insistencia de los periodistas.

Presupuestos más políticos que económicos
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, reconoció recientemente que la legislatura, que debería terminar en junio de 2020, se podría acortar si los Presupuestos no salieran adelante en el Parlamento, tal y como ha sucedido. Lejos de centrarse solo en cuestiones económicas y financieras, el debate presupuestario giró en torno a asuntos políticos, fundamentalmente la situación de la región autónoma de Cataluña, gobernada por los independentistas, quienes exigen que se reconozca el «derecho de autodeterminación».

Los partidos independentistgas ERC y PDeCAT argumentaron que el Gobierno no avanza con unas mesas de diálogo que resuelvan lo que denominan «conflicto» político en Cataluña y urgieron más inversiones estatales en esa comunidad autónoma en función de su importancia en el Producto Interior Bruto español.

Por su parte, conservadores y liberales, que exigen elecciones anticipadas, rechazaron las cuentas porque creen que están pactadas con los independentistas catalanes, aumentan el gasto público sin proponer ingresos creíbles y llevarán a la economía española a un mayor endeudamiento.



Sobre WordPress