Presentan nueva ley que combate Loteos Irregulares en el país

El fin de la proliferación de los llamados “loteos irregulares” es una tarea que el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, se ha propuesto como una prioridad de su cartera. La idea es poner fin a este tipo de delitos. Para lograr este objetivo, el secretario de Estado ha encabezado diferentes iniciativas, entre ellas, la firma de un histórico acuerdo con la totalidad de los municipios del país y la Asociación de Notarios, Conservadores y Archiveros Judiciales de Chile.
Santiago, 28 de Septiembre de 2018.- “Lo hemos dicho fuerte y claro, no queremos que abusadores se aprovechen de la buena fe de las familias que sueñan con adquirir un terreno y construir su casa”, señaló el Ministro Ward, al anunciar, junto a la subsecretaria de la cartera, Alejandra Bravo, la publicación de la ley 21.108, que modifica el Decreto Ley 2.695, que busca evitar los loteos irregulares.

El cuerpo legal, entre otras cosas, obliga al solicitante de una regularización de terreno a presentar un certificado que da cuenta del origen de la posesión de dicha propiedad, permitiendo que el Ministerio conozca la situación particular de cada terreno a regularizar, contando mayores antecedentes sobre su emplazamiento. También amplía el plazo de prescripción a través del cual el poseedor adquiere el dominio del inmueble, de un año a dos. Esta ampliación de plazo es de suma importancia, ya que las acciones de dominio que tienen los terceros interesados también podrán ser ejercidas durante el plazo de dos años.

Medidas relevantes según el Ministro Felipe Ward, quien recalcó que su cartera “no regularizará más Títulos de Dominio que provengan de loteos irregulares. Eso es poner, en la práctica, una lápida a los loteadores irregulares, por eso estamos muy contentos de haber aprobado esta legislación, que nos permite junto a las municipalidades y a quienes han firmado este convenio, tener herramientas nuevas para nunca más permitir que los delincuentes sigan lucrando con el sueño de muchas personas. Quienes antes intentaban comprar una casa y compraban un problema, se ven directamente beneficiados con la aprobación de esta ley”.

La subsecretaria de la cartera, Alejandra Bravo, destacó que este nuevo cuerpo legal es parte del “plan de ordenamiento territorial que lleva adelante el ministerio con todas las Seremías del país” y destacó el trabajo “de los diputados y senadores que dieron luz verde a la promulgación de la ley”.

Para Luis Maldonado, Presidente de la Corporación Chilena de Estudios de Derecho Registral y Vicepresidente Conservador de la Asociación de Notarios, Conservadores y Archiveros Judiciales de Chile, este nuevo cuerpo legal es algo esperado por ellos “hace muchos años”, ya que ahora “no va a ser posible que lleguen escrituras con loteos irregulares. Para Conservadores y Notarios va a ser mucho más fácil comprobar si viene un título irregular”.

En tanto, Christian González, Secretario Ejecutivo de la Asociación de Municipios Rurales (AMUR), agradeció el trabajo del Ministro Ward, señalando que la recién promulgada ley fortalece la labor de los alcaldes y recalcó el trabajo conjunto, señalando que “sentimos que este es el estilo con el que hay que trabajar”. De paso, destacó que “ya hay un primer condenado en la comuna de Curacaví por loteos irregulares y esto no hubiese pasado sin esta enérgica y muy concreta iniciativa de este ministerio”.

Un combate en contra de los loteos irregulares donde la ciudadanía cumple un rol relevante, de hecho, desde que comenzó la campaña del ministerio, a comienzos del mes de agosto, se han recibido más de 150 denuncias a nivel nacional, siendo las regiones de Valparaíso (32), Metropolitana (30) y Bío Bío (20) las que encabezan la lista.

¿Qué es un loteo irregular?
Son terrenos rurales adquiridos por un particular de forma legal, pero que terminan siendo subdivididos en predios más pequeños, infringiendo la Ley de Ordenamiento Territorial. Posteriormente lucran, cediendo los derechos a personas que creen estar adquiriendo un título de dominio, es decir comprando.

Son irregulares porque la Ley establece, por regla general, que en zonas rurales, el tamaño mínimo de un loteo es de 5 mil metros cuadrados (Este criterio puede variar dependiendo del plano regulador de cada comuna). En consecuencia, las personas que pagan por dicho terreno no son propietarias, sino titulares de un porcentaje de derechos.

Si adquieres este tipo de terrenos no podrás construir, por ejemplo, una casa, ya que no cumplen con la Ley General de Urbanismo y Construcciones. Eso supone, además, que no habrá acceso a servicios básicos, como luz, agua y servicios sanitarios. Tampoco alumbrado público, desagües ni construcción de calles y caminos.

La venta de loteos irregulares constituye un ilícito sancionado con una pena que puede llegar hasta los 10 años de presidio.



Sobre WordPress