Estado Islámico se adjudica autoría de atentado en Manchester

  • Publicado martes 23 mayo 2017 | 10:11 GMT -3
  • Europa
  • Enviar

En un comunicado cuya autenticidad aún está por comprobar, Estado Islámico afirma que el ataque a un concierto en Manchester fue perpetrado por un «soldado del califato». 

 

Manchester 2305Londres, 23 de Mayo de 2017.- Una niña de 8 años y una joven de 18, ambas británicas, son las primeras víctimas mortales identificadas hoy de los 22 fallecidos en el atentado a las puertas de un estadio de Manchester (norte), donde miles de adolescentes, niños y padres acababan de disfrutar de un concierto de música pop.

La primera ministra británica, Theresa May, dijo que todos los atentados «son ataques cobardes contra gente inocente pero este destaca por su cobardía horrenda y repugnante, al tener como blanco deliberado a jóvenes y niños inocentes, indefensos» que acababan de ver a la cantante pop estadounidense Ariana Grande en el Manchester Arena.

En un comunicado, difundido a través del servicio de mensajería instantánea Telegram y cuya autoría no ha podido ser comprobada, el grupo terrorista Estado Islámico (EI) asumió la autoría del atentado y afirmó que un «soldado del califato» colocó «varios paquetes bomba» en varias concentraciones de «cruzados» en la ciudad británica de Manchester.

En redes sociales, los círculos afines al EI celebraban horas antes el atentado, atribuyéndolo a esta organización terrorista. Incluso, un encapuchado reivindicó el ataque en del EI, en un video difundido por el experto marroquí en movimientos yihadistas Abdallah Rami. Pero la autenticidad del video tampoco había podido ser establecida con certeza. Además, en este caso, se trataba de un formato que el EI no usa habitualmente para reclamar la autoría de ataques terroristas.

La policía, no obstante, parte desde el inicio de que se trata de un «terrible ataque terrorista», perpetrado por un hombre. Aunque no tenía claro si este habría actuado solo o formaba efectivamente parte de una red terrorista. Un hombre de 23 años ha sido detenido en el sur de Manchester, en relación con este incidente.

Según un portavoz policial, el presunto atacante suicida hizo explotar un artefacto artesanal en la noche de este lunes (22.05.2017). La Policía de Manchester recibió la primera llamada de emergencia el lunes a las 22:33, hora local.

Al menos 22 personas (además del propio atacante) han muerto y 59 resultaron heridas. Entre los muertos hay también niños. Varios de los lesionados están en estado crítico.

El ataque tuvo lugar junto al estadio Manchester Arena, en el norte de Inglaterra, al término de un concierto de la cantante pop estadounidense Ariana Grande, al que habían acudido miles de seguidores, muchos adolescentes. La cantante salió ilesa. Según fuentes policiales, la explosión se produjo en el vestíbulo. La empresa que gestiona el recinto, en cambio, afirma que la deflagración ocurrió afuera, en un lugar público.

La primera ministra, Theresa May presidió una reunión del comité de emergencia Cobra para evaluar el ataque e informó luego al país de que las autoridades creen conocer la identidad del presunto atacante suicida, pero aún no la revelarán.

Los servicios de trenes en la estación Victoria de Manchester, junto al estadio, fueron suspendidos. Todas las líneas se cortaron tras el suceso.

Los residentes de la zona dijeron que la explosión sacudió a todo el vecindario. En las redes sociales, ofrecieron alojamiento a las personas que quedaron varadas por el incidente.

La Policía ha confirmado que varias personas siguen desaparecidas. Las autoridades han puesto al menos dos líneas telefónicas de emergencia a disposición de la ciudadanía. Primero: 0161 856 9400. Y, más tarde: 0800 096 0095.

Según May, la clasificación de la amenaza terrorista contra el Reino Unido permanece en «severa», la segunda más grave, y significa que es probable que se produzca un ataque en el país. En Londres, las medidas de seguridad fueron reforzadas tras el atentado, confirmó la jefa de la Policía local, Cressida Dick.

De confirmarse que se trató de un atentado terrorista, sería el más grave en el Reino Unido desde 2005, cuando cuatro atacantes islamistas con pasaportes británicos causaron 56 muertos y unos 700 heridos al detonar bombas en el metro y en un autobús, en Londres. (Más recientemente, en marzo pasado, un atacante embistió con su automóvil a varias personas en un puente del centro de la capital británica y posteriormente apuñaló a un policía. En esa ocasión, además del agente murieron cuatro de la víctimas).



Sobre WordPress