País: TOP de Puente alto condena a presidio efectivo a autor de robos, violaciones, abuso sexual, receptación y conducción con placa patente adulterada

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Puente Alto condenó a Manuel Eduardo Díaz Valdés a penas de presidio efectivo, como autor de los delitos consumados de violación (2), robo con violencia e intimidación (2), robo con violencia e intimidación calificado, abuso sexual, receptación y conducción de vehículo con la patente de otro. Ilícitos perpetrados entre septiembre y octubre de 2017, en las comunas de Puente Alto y San Bernardo.

Santiago, 23 de enero de 2020.- En fallo unánime, el tribunal –integrado por las magistradas Gladys Camila Villablanca Morales (presidenta), María José Álvarez Araya y Macarena Rubilar Navarrete (redactora)–condenó a Díaz Valdés a la pena de 13 años y un día de presidio, accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena, en calidad de autor directo de dos delitos consumados de violación y un delito de abuso sexual. Ilícitos perpetrados en la comuna de Puente Alto, en septiembre y octubre de 2017.

Asimismo, Díaz Valdés deberá purgar 15 años y un día de presidio, más las accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos e inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena, como autor directo de un delito tentado y un delito consumado de robo con violencia e intimidación, cometidos en Puente Alto, en septiembre y octubre de 2017; más el delito consumado de robo calificado, perpetrado en la comuna de San Bernardo, en octubre de 2017.

En la causa, además, el tribunal impuso a Díaz de Valdés la pena de 3 años y un día de presidio, la accesoria de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena y el pago de una multa de un tercio de UTM, como autor del delito consumado de receptación de vehículo motorizado, cometido en octubre de 2017.

Finalmente Díaz Valdés deberá cumplir 541 días, la suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena, la suspensión de la licencia de conductor o se inhabilita para obtenerla por el término de un año, y el pago de una multa a beneficio fiscal de un tercio de una UTM, en calidad de autor de un delito consumado de conducción de vehículo con patente que corresponde a otro móvil, cometido en Puente Alto en octubre de 2017.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados. Además, se decretó el comiso del cuchillo incautado.

En horas de la noche
El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que en horas de la noche del 13 de septiembre de 2017, «en la intersección de San Carlos con Pedro Montt de la comuna de Puente Alto, Manuel Díaz Valdés procedió a abordar por la espalda a la víctima de iniciales A.R.A.S., para luego colocar un arma blanca a la altura de su cuello y amenazarla de muerte. Luego la trasladó en un vehículo de color rojo amarrada de las manos hasta un sitio eriazo ubicado en la Región Metropolitana, lugar en que la golpeó en la cara» y concretó el delito de violación.

Tres días después, en horas de la noche del 16 de septiembre, «la victima de iniciales F.K.M.Z. se encontraba en un paradero cercano a la intersección de las calles San Carlos con Pedro Montt de la comuna de Puente Alto, oportunidad en que Manuel Díaz Valdés, con ánimo de lucro y sin la voluntad de su dueño, procedió a abordarla por la espalda, luego coloca un arma blanca a la altura de su cuello, la golpea y arrastra, exigiendo la entrega de las especies que portaba, iniciándose un forcejeo entre ambos hasta que la víctima logra huir del lugar».

En tanto, el 4 de octubre de 2017, en horas de la noche, «mientras P.A.L.B. se encontraba en la vía pública, en calle San José de la comuna de San Bernardo, Manuel Díaz Valdés, con ánimo de lucro y sin la voluntad de su dueño, se le acercó y la agredió con un cuchillo, sustrayéndole su cartera en cuyo interior mantenía entre otras cosas un teléfono celular marca Samsung modelo SM-360GY, luego la empujó y se dio a la fuga en dirección desconocida. A raíz de la agresión la víctima resultó con corte de los tendones de la mano izquierda, lesiones calificadas de carácter graves».

En tanto, el horas de la noche del 16 de octubre de 2017, el condenado volvió a atacar, esta vez en la intersección de la calle Teniente Bello con Santo Domingo de la comuna de Puente Alto, lugar donde Díaz Valdés abordó por la espalda a M.C.M.P., a quien «le exhibió un arma blanca y le señaló que si no se callaba y hacía lo que le pedía la mataría, de inmediato la obligó a subirse a un auto de color rojo en el que se desplazaba, le amarró las manos y la agredió con golpes de puño, trasladándola hasta un sitio eriazo, ubicado en la Región Metropolitana», lugar donde procedió a violarla.

Modus operandi que reiteró en horas de la noche del 17 de octubre de 2017, cuando «la victima de iniciales M.J.N.V., caminaba por avenida Tocornal y al llegar al colegio Las Mercedes de la comuna de Puente Alto, fue interceptada por Manuel Díaz Valdés, quien se acerca por su espalda y le pone un cuchillo a la altura de su cuello y le exige que camine hacia un vehículo de color rojo que mantenía estacionado, señalando que si gritaba la mataría, luego ante la resistencia de la víctima le sustrae un bolso con las especies que portaba, entre las que estaban un teléfono celular de la marca Sony, un lente óptico y diversos cosméticos».

Finalmente, en horas de la noche del 19 de octubre de 2017, «en la intersección de calles Los Tormentos con pasaje los Témpanos, Manuel Diaz Valdés fue sorprendido conduciendo un vehículo color rojo marca Nissan modelo Marsh PPU DDRF-50, placa patente que corresponde a una camioneta marca ZX modelo Grand Tinder color negro, de propiedad de Carmen Ardiles, la cual mantenía encargo de robo N°2254-07-2017, asociado al parte denuncia N°1793 de 3° Comisaría de Rancagua, no correspondiendo dicha patente con el vehículo que conducía el imputado, vehículo que a su vez mantenía encargo vigente por robo N°5088-08-2017 denunciado mediante parte 7360 de fecha 26 de agosto de 2017 en la 1° comisaría de Rancagua, vehículo de propiedad de doña Bernarda Judith Contreras Arenas y cuya placa patente que le corresponde es la HTFC 82, conociendo el imputado, o no pudiendo menos que conocer el origen ilícito de las especies. Además, al interior del vehículo se encontró el teléfono celular marca Samsung modelo SM-360GY de propiedad de la víctima de iniciales P.A.L.B.».



Sobre WordPress