Cámara aprobó régimen de excepción para audiencias y actuaciones judiciales

El texto, despachado ahora a segundo trámite, faculta a la Corte Suprema, durante la vigencia del estado de catástrofe y por el tiempo en que este sea prorrogado por la emergencia del coronavirus, para ordenar que se suspendan las audiencias en los tribunales, cuando se trate de un hecho público y notorio.Valparaíso, 24 de Marzo de 2020- Con el apoyo unánime de 110 votos a favor, la Sala de la Cámara aprobó el proyecto que establece un régimen jurídico especial para procesos ante los tribunales de justicia, en audiencias y actuaciones judiciales, y de sus respectivos plazos, hasta el cese del estado de excepción constitucional de catástrofe, por calamidad pública en el territorio de Chile.

Conforme al texto presentado a la Sala por medio del informe de la Comisión de Constitución, se faculta a la Corte Suprema, durante la vigencia del estado de catástrofe y por el tiempo en que este sea prorrogado, para ordenar que se suspendan las audiencias en los tribunales, cuando se trate de un hecho público y notorio, consecuencia de las restricciones impuestas por la autoridad en el marco de la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid -19

La facultad se ejercerá si las audiencias no pueden realizarse o que, si de hacerse causen indefensión por faltar las condiciones básicas que aseguren las garantías judiciales del proceso, contempladas en la Constitución Política y en los tratados internacionales ratificados por Chile y que se encuentren vigentes.

La Corte Suprema deberá ejercer fundadamente esta facultad y señalar, en forma expresa y circunstanciada, las condiciones y los términos en que operará específicamente cada suspensión que decrete. En caso de decretar en un mismo acto variadas suspensiones, igualmente deberá señalar en forma específica las condiciones y los términos de cada suspensión que disponga por judicatura y territorio jurisdiccional.

La propuesta define que, de la misma forma, se deberá proceder para modificar una suspensión decretada y siempre podrá cesar una suspensión antes de los plazos con que originalmente la decretó.

En ejercicio de esta facultad, la Corte Suprema podrá ordenar a los juzgados de letras, de familia del trabajo y los de cobranza laboral y previsional, que suspendan sus audiencias, con excepción de aquellas que requieran la intervención urgente del tribunal.

También podrá ordenar la suspensión de las audiencias de los juzgados de garantía y los tribunales de juicio oral en lo penal, con excepción de las de control de detención, las de revisión de la medida cautelar de prisión preventiva o internación provisoria, de las en que se discuta la internación provisional y el cumplimiento de medidas de seguridad, y aquellas que requieran la intervención urgente del tribunal.



Sobre WordPress