«Megxit»: monarquía británica debate el futuro de Enrique y Meghan

  • Publicado lunes 13 enero 2020 | 12:35 GMT -3
  • Europa
  • Enviar

La reina Isabel II encabezará hoy una reunión con los principales miembros de su familia en su residencia de Sandringham para abordar el futuro papel en la monarquía de los duques de Sussex, Enrique y Meghan.Londres, 13 de Enero de 2020.- Además de Enrique, se sumarán al histórico encuentro de este lunes  su hermano, el príncipe Guillermo -segundo en la línea de sucesión-, y su padre, Carlos, el heredero al trono, mientras que, según los medios, Meghan participará por teléfono desde Canadá.

En la reunión se analizarán los «siguientes pasos» que se tomarán en relación a los duques, que la semana pasada revelaron que desean distanciarse de sus funciones dentro de la monarquía británica y dividir su tiempo a partir de ahora entre el Reino Unido y Norteamérica, previsiblemente Canadá, donde Meghan ya residió.

La familia real analizará una serie de posibilidades que se han diseñado en coordinación con el Gobierno británico y el de Canadá, donde la exactriz estadounidense se encuentra actualmente con su hijo Archie.

El inesperado anuncio de Enrique, sexto en la línea de sucesión, y Meghan, que aseguran que quieren «trabajar para ser financieramente independientes», ha causado malestar entre el resto de miembros de la monarquía y ha levantado dudas sobre las futuras fuentes de financiación de los duques.

El 5 % de sus gastos oficiales provienen de los fondos públicos que otorga el Gobierno a la monarquía, mientras que la mayor parte de sus ingresos llega a través del ducado de Cornualles, la amplia cartera de propiedades e inversiones del príncipe Carlos.

Esas cifras no incluyen, sin embargo, el coste de su seguridad y los gastos de viajes oficiales al extranjero, uno de los temas a abordar en la reunión de hoy.

Según la prensa, podría ser que de la cumbre de este lunes entre los principales miembros de la Firma, como se conoce a la Casa Real británica por su funcionamiento empresarial, no surgiera un acuerdo definitivo y que las conversaciones duren varios días.

Por otra parte, el periodista Tom Bradby, amigo de Enrique, indicó ayer en un artículo en «The Sunday Times» que si la pareja no logra la libertad que reclama, podría ofrecer una entrevista televisiva que sería potencialmente dañina para la monarquía.

En 1995, la princesa Diana, madre de Guillermo y Enrique y fallecida en una accidente de coche en 1997, sentó un precedente al conceder una sonada entrevista a la BBC en la que abordó su ruptura con el príncipe Carlos y detalló las relaciones extramatrimoniales de ambos y su infelicidad.



Sobre WordPress