Cuba aísla a 32.000 turistas por coronavirus

El gobierno anunció que mantendrá a los extranjeros confinados en sus hoteles hasta que regresen a sus países y que los cubanos no podrán salir de la isla sin autorización.

La Habana, 23 de Marzo de 2020.- El gobierno de Cuba, que mantiene sus fronteras cerradas parcialmente, aislará a partir del martes en hoteles y hospedajes a unos 32.000 visitantes extranjeros, como prevención por el COVID-19, mientras aguardan un vuelo de retorno a sus países, informaron las autoridades este lunes .

«Todos los turistas que aún permanecen en los hoteles, se encuentran en condición de aislamiento (…) no pueden salir de los hoteles. Persona que veamos en la calle, se tomarán las medidas para que retornen a su hotel», dijo el primer ministro cubano, Manuel Marrero, a la TV estatal.

El funcionario señaló que debido a la pandemia «hay una disminución sensible de turistas» que llegan a territorio cubano, aunque hasta ahora han seguido arribando visitantes: ayer domingo lo hicieron 783 turistas, además de 460 cubanos residentes en el extranjero.

Cubanos también confinados
Por otra parte, Marrero anunció que los cubanos no podrán salir del país sin autorización ni desplazarse entre provincias, como medida para frenar la propagación del COVID-19.

Las medidas «serán de estricto cumplimiento», señaló en un programa de la televisión estatal en el que se dieron a conocer nuevas decisiones oficiales para el enfrentamiento de la epidemia.

Cuba, que registra hasta la fecha un muerto por coronavirus, 40 casos confirmados y más de ´1.000 personas en aislamiento hospitalario preventivo, cerrará parcialmente sus fronteras a partir de mañana martes y solo admitirá la entrada de residentes en el país (cubanos y extranjeros).

El primer ministro explicó que solo ayer viajaron al extranjero 1.720 cubanos, por lo que se ha decidido vetar los viajes «para poner fin a esta tendencia» y «cuidar de su salud».

A partir de ahora solo se podrá abandonar la isla si se cuenta con una autorización de salida, para las cuales «se tendrán en cuenta las situaciones humanitarias», indicó.

Suspenden clases
Mientras tanto, la ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez, anunció la suspensión de las clases en los centros educativos del país durante un mes, como parte de las nuevas restricciones ante la pandemia que afecta al planeta.

Desde el martes todos los centros escolares y universitarios cubanos suspenderán sus actividades lectivas a excepción de los círculos infantiles (guarderías), que recibirán a niños a voluntad de sus padres y flexibilizarán sus horarios y servicios para permitir la conciliación laboral, dijo Velázquez.

«Si las condiciones lo permiten, el 20 de abril se reiniciarán las clases», afirmó la ministra en una comparecencia televisiva, en la que explicó que la suspensión de las clases es realmente de tres semanas, a las que se añade la semana de receso ya programada en el calendario escolar de este año entre el 13 y el 19 de abril.



Sobre WordPress