Trump llega a Japón para conocer al emperador Naruhito

  • Publicado sábado 25 mayo 2019 | 18:32 GMT -3
  • Asia
  • Enviar

Trump y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, jugarán al golf primero, en un campo al sureste de Tokio, y después asistirán a la final del torneo de mayo de sumo, donde el presidente entregará al ganador una copa.Washington, 25 de Mayo de 2019.- El presidente de EE. UU., Donald Trump, inició hoy una visita oficial a Japón para conocer al nuevo emperador, Naruhito, y analizar con las autoridades niponas temas candentes de la agenda internacional, como el estancamiento de las negociaciones con Corea del Norte y las nuevas tensiones entre Washington y Teherán.

El principal motivo de su visita es la audiencia que tendrá este lunes con el nuevo emperador nipón, Naruhito, que llegó al trono el pasado 1 de mayo tras la abdicación de su padre, Akihito. Trump será el primer gobernante extranjero que se reúne con el nuevo emperador. “De todos los países del mundo, yo seré el invitado de honor en el mayor evento que ellos han tenido en unos 200 años”, se regocijó el presidente estadounidense antes de iniciar su viaje.

Prioridades de la agenda regional
El viaje también servirá para repasar con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, una serie de prioridades de la agenda regional y global, desde los esfuerzos para desnuclearizar la península coreana hasta las nuevas tensiones entre Washington y Teherán.

Japón, una de las naciones más expuestas a las pruebas nucleares y balísticas que viene realizando el régimen de Pionyang desde 2006, está apoyando los esfuerzos de Trump para convencer al dictador Kim Jong-un de que cese ese programa bélico.

El momento, sin embargo, es delicado tras el fracaso de la última cumbre entre Trump y Kim, en Hanói, a finales de febrero pasado, y la reanudación de las pruebas balísticas de Corea del Norte a comienzos de mayo.

Se prevé que en las conversaciones que mantenga Trump con Abe desde este domingo surja la disposición del primer ministro japonés de reunirse con Kim “sin condiciones previas”, una oferta que lanzó a comienzos de este mes sin que haya tenido respuesta precisa de Pionyang.

Partida de golf y torneo de sumo
Por su parte, funcionarios en Washington y Tokio elogiaron la relación “sin precedentes” entre Trump y el primer ministro Shinzo Abe, quienes no desperdiciarán la ocasión de disputar una partida de golf, su afición común. Pero para los japoneses aparentemente el punto álgido de la gira será el domingo, cuando Trump asista al último día del torneo de sumo y entregue el trofeo al vencedor.

La visita de Trump al estadio de sumo es una pesadilla en términos de logística, protocolo y seguridad, ya que incluye extensas discusiones sobre dónde se sentará y cómo debe ser protegido si desde las tribunas comienzan a arrojar cojines, una tradición que se repite cuando el Gran Campeón (yokozuna) es derrotado.



Sobre WordPress