Editorial: ¿Por qué si el medidor es de la empresa lo pago yo?

Sin duda es la pregunta del minuto, millones de chilenos hacen un esfuerzo mayor por entender el por qué de una de las muestras de abuso del mercado, más grandes de  los últimos tiempos.

El monopolio de los servicios eléctricos, que es un negocio multimillonario, y que por lo demás seguirá siéndolo, ya que las rentabilidades de estos servicios aumentan todos los años, por sobre un 10% real.

“La culpa no es del chancho….pero las empresas se defienden argumentando que estas medidas buscan mayor eficiencia y por supuesto un servicio de más calidad al cliente. Y así debiera ser, pero esta mutación claramente busca en el fondo sólo aumentar las ganancias de estos monopolios.

Todo partió con el problema ocasionado por el terremoto en Coquimbo, desastres naturales que inutilizan gran parte  de las instalaciones de servicios , se aprobó un proyecto de Ley, para que ante cobros abusivos, en estos casos las empresas se hicieran cargo  del costo de reposición.

En el segundo tramite en el Senado se agregaron indicaciones, con otras medidas que no apuntaban hacia el problema original, sin olvidar la votación que ratificó el proyecto, con las modificaciones efectuadas en el Senado,  en tercer trámite en la Cámara de Diputados. Además, normas posteriores de la Comisión Nacional de Energía, dieron finalmente pie a que las empresas comenzaran a realizar este cambio.

La sensibilidad de la población fue vulnerada, se sembró la duda y la palabra la tienen los propios parlamentarios que deberán enmendar el error y legislar medidas que permitan el cambio a nuevas tecnologías, pero con la debida protección a los consumidores.

Es una lección, para todos, nos queremos subir al carro del desarrollo, pero olvidando a los principales actores, los consumidores, no es un problema de tecnologías, es un problema del como se implementan, en este caso las empresas ya han comenzado a instalar medidores inteligentes, y lo peor es que ya han comenzado a cobrar a miles de consumidores por una instalación que aún no se ha materializado.

Deberemos hacernos a la idea, que en los próximos años nos veremos enfrentados  a que las compañías eléctricas diversifiquen aún más su negocio con el arriendo de su medidor para entregar nuevos servicios a través de estos a su clientes, también la diversificación tarifaria, con cobros según consumo, tal como es hoy en muchos países europeos por ejemplo.

La sociabilización de estas tecnologías, debe ser realizada de mejor manera, falló toda la cadena, y nuestra única esperanza es que esta vez las cosas no sigan igual, y que los proyectos de Ley, que intentar solucionar este problema pasen a trámite efectivamente y no duerman el sueño eterno como varios que han pretendido controlar los abusos del mercado hacia los consumidores.



Sobre WordPress