Colombia y Brasil cambian su posición sobre el embargo a Cuba

La Asamblea General de la ONU pidió hoy una vez más el fin del embargo estadounidense contra Cuba, aprobando una resolución apoyada por 187 de los 193 Estados miembros. Colombia se abstuvo y Brasil se opuso.

Nueva York, 07 de Noviembre de 2019.- La Asamblea General de la ONU pidió el jueves  una vez más el fin del embargo estadounidense contra Cuba, aprobando una resolución apoyada por 187 de los 193 Estados miembros y con los votos en contra de EE.UU., Israel y Brasil, que por primera vez muestra su apoyo a los estadounidenses en esta votación. Además, Colombia y Ucrania mostraron su abstención y Moldavia optó por no ejercer su derecho a voto sobre la resolución, que pide el fin del “embargo económico, comercial y financiero” sobre la isla. El pasado año, solo Estados Unidos e Israel se mostraron en contra, mientras Moldavia y Ucrania, que este año se abstuvo, optaron por no votar.

En vísperas de la votación, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, denunció “presiones” de Estados Unidos a países latinoamericanos para obtener su voto contra el proyecto de resolución que Cuba presenta cada año ante Naciones Unidas para condenar el embargo impuesto por Washington a la isla. Y este año, por primera vez, Brasil se ha pronunciado a favor del bloqueo, mientras Colombia ha optado por abstenerse, dando así un viraje a su política exterior. Sin embargo, la abrumadora mayoría de los países mostraron entre ayer y hoy su respaldo a Cuba en su petición del fin de las medidas impuestas por Estados Unidos.

Jair Bolsonaro no oculta su aversión hacia el Gobierno cubano, al que no duda en tildar de “dictadura comunista” y al que ha acusado de promover un régimen de esclavitud. El deterioro de las relaciones bilaterales se remonta a la crisis de los médicos, que estalló en noviembre de 2018, cuando Cuba retiró a los más de 11.000 médicos del programa “Más Médicos” en Brasil, ante las amenazas de Bolsonaro de cancelar esa iniciativa si la isla no aceptaba unas nuevas condiciones, entre ellas que los doctores cobraran su salario integral. Por su parte, el presidente de Colombia, Iván Duque, también mantiene tiranteces con las autoridades de la isla por lanegativa cubana de extraditar a los cabecillas del Ejército de Liberación Nacional, reclamados por la justicia colombiana. El pasado 27 de septiembre, preguntado sobre si consideraría romper relaciones con Cuba si no accede a la extradición de los jefes guerrilleros, Duque afirmó que el Gobierno cubano debe responderse a la pregunta de si quiere relacionarse con Colombia o con “criminales”.



Sobre WordPress