Mourinho evita la cárcel pero es multado por fraude fiscal en España

  • Publicado martes 5 febrero 2019 | 17:40 GMT -3
  • Europa
  • Enviar

Mourinho, acusado de cometer fraude fiscal en 2011 y 2012 cuando entrenó al Real Madrid, aceptó una sentencia de un año de prisión inmediatamente conmutada por una multa de 182.500 euros.Madrid, 05 de Febrero de 2019.- El exentrenador del Real Madrid Jose Mourinho ha ratificado este martes en el juicio el acuerdo de conformidad con la Fiscalía de Madrid, por el que ha sido condenado a un año de prisión –que no cumplirá– y a una multa de alrededor de 2,2 millones de euros por eludir el pago de 3,3 millones de euros.
Mourinho, de 56 años, está acusado de cometer fraude fiscal en 2011 y 2012 cuando entrenó al Real Madrid.

Mourinho aceptó una sentencia de un año de prisión inmediatamente conmutada por una multa de 182.500 euros.

El entrenador portugués también tendrá que pagar una multa adicional de 1,98 millones de euros. Mourinho ya pagó 1,14 millones de euros en 2015 como sanción administrativa y el acuerdo estipula que los fiscales no se opondrán a que esta cantidad se deduzca de la multa general. El acuerdo aún tiene que ser validado por un juez.

Juicio no anunciado
Contrario de lo que sucedió con el exjugador del Real Madrid Cristiano Ronaldo, el juicio de Mourinho no ha trascendido a la prensa, pues ni la Fiscalía ni el Tribunal Superior de Justicia de Madrid informaron previamente de su celebración, como suele ser costumbre con los juicios que suscitan un interés publico.

Los fiscales españoles acusan a Mourinho, quien entrenó al Real Madrid entre 2010 y 2013, de no declarar ingresos de 1,6 millones de euros en 2011 y de 1,7 millones de euros en 2012. El motivo del caso, al igual que una serie de otras que involucran a estrellas del fútbol radicadas en España, es cómo se gestionaron y declararon los ingresos de los derechos de imagen de Mourinho.

Paraísos fiscales
Los fiscales creen que al ceder sus derechos de imagen a una serie de compañías basadas en paraísos fiscales, Mourinho cometió un fraude al no declarar los ingresos que esas compañías obtuvieron de los derechos.
Mourinho fue acusado de haber evitado pagar millones de dólares en impuestos sobre sus derechos de imagen entre 2011 y 2014. Ahí también evitó la cárcel, pero un tribunal español le ordenó el mes pasado que pagara más de 3,5 millones de euros, parte de un pago más amplio de 18,8 millones de euros acordado entre sus abogados y el fiscal español.

El técnico portugués declaró ante el juez el pasado 3 de noviembre de 2017 que se marchó de España en 2013 con la información y con la convicción de que su situación tributaria “estaba perfectamente legal”. “Un par de años más tarde he sido informado de que se ha abierto una investigación y me han dicho que para regularizar mi situación yo tenía que pagar una cantidad ‘x'”, dijo ante los medios.



Sobre WordPress