Senado aprobó congelamiento del alza del transporte

El Congreso Nacional aprobó la norma dado el escenario de crisis social. Ayer lo despachó la Cámara Baja y esta tarde el Senado, cuyos integrantes reflexionaron respecto a la necesidad de alcanzar un acuerdo nacional para terminar con la desigualdad.

Valparaíso, 21 de Octubre de 2019.- Con 39 votos a favor y con el sentido de urgencia dado por la contingencia, la Sala del Senado aprobó la norma que faculta al Presidente de la República para dejar sin efecto o limitar un alza de tarifas en el transporte público de pasajeros, en las condiciones que indica.

La norma de artículo único que se analizó en una sesión especial para tal efecto, permitió a los congresistas reflexionar sobre los últimos días en el país. En forma transversal, condenaron los actos de violencia –que se han traducido en incendios, saqueos, destrucción de la propiedad pública y privada, y disturbios- pero a la vez, hicieron un llamado a la unidad utilizando la empatía para resolver problemas concretos.

Respecto a esto último, se mencionó el descontento producto de bajos sueldos y pensiones, el precio de los medicamentos, el alza en los planes de las Isapres, la precariedad del sistema administrado por Fonasa, la gestión de las AFP, el alza del transporte público, el incremento del costo de las necesidades básicas, los abusos del retail, las tasas de interés de los bancos, la precariedad de la educación, el sobreendeudamiento, la desigual distribución del ingreso y el rol de la Constitución Política, entre otras situaciones.

Asimismo, los legisladores de oposición pegaron en sus pupitres un letrero con la frase “Sr. Presidente: Chile no está en guerra”. Esto haciendo alusión a los dichos del primer mandatario, quien anoche aseguró que “estamos en guerra contra un enemigo poderoso, que está dispuesto a usar la violencia sin ningún límite”. Mientras que los oficialistas hicieron lo propio aludiendo al mensaje: » Más unidad, menos letreros». También los congresistas solicitaron que los 3 mil 500 millones de pesos que se destinan a este proyecto, se repliquen en el llamado fondo espejo de regiones.

El texto legal faculta del mandatario a dejar sin efecto o a limitar el alza mencionada, mediante un decreto supremo fundado expendido por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, que también es firmado por Hacienda. En dicho decreto se deberán consignar los recursos que permitan mantener el equilibrio financiero del sistema o compensar el valor real de la tarifa.

Según el informe financiero, la iniciativa representa un costo de $3.500 millones para este año y el mayor gasto fiscal que represente la aplicación de esta ley se financiará con los recursos de la partida presupuestaria del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones y en lo que falte, del Tesoro Público.

Como presidente de la Comisión de Hacienda, el senador Ricardo Lagos Weber informó el texto, explicando “que se faculta al Presidente de la República para que deje sin efecto o ponga un límite a la tarifa fijada por el panel de expertos. En la Comisión, el debate versó sobre si hubo recursos en la ley de presupuesto para subsidiar la tarifa y evitar el alza”.

En su calidad de legislador, opinó que “este proyecto no va a cambiar nada lo que está pasando en las calles porque hay que hacerse cargo de la seguridad y la angustia de los vecinos. Eso no es obstáculo para ver lo otro: hay que hacer un cambio respecto a cómo vemos Chile”.

Pacto Social
Dando curso al debate, el senador Francisco Chahuán, como presidente de la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones, profundizó en la citada facultad que no estaba contenida en la ley. “Hacemos un llamado a un pacto social para enfrentar el clima de la sensación de abuso, como así también hay que condenar la violencia”, mencionó.

Luego el senador Pedro Araya admitió que “si estuviéramos en situaciones normales votaría en contra (…) Espero que el Gobierno entienda que este conflicto requiere un diálogo sincero y a partir de esto se firme un pacto social. No más a la esta sensación de incertidumbre”.

Para la senadora Carmen Gloria Aravena, se está legislando algo urgente. “Quiero hace un llamado de unidad. La unión de la clase política es la única solución. Comparto las demandas sociales que son legítimas pero no avalan el vandalismo”, expresó.

Como un golpe en la cara a todos, el senador Kenneth Pugh calificó el caos. “Valoro las instancias de diálogo que se han dado este fin de semana. Esto es algo simple de votar. Destaco las palabras del general Iturriaga respecto a que no somos un país en guerra”, dejó en evidencia.

Para el senador Juan Antonio Coloma estamos ante “el momento más dramático y complejo de las últimas décadas…Esto es lo más serio que nos ha pasado y el Congreso tiene que estar a la altura (…) “Llegó la hora de asumir de manera diferente las demandas sociales”.

Un Chile que sufre
En la misma línea, el senador Felipe Harboe señaló que el país reclama una “transición social” y que es fundamental “legislar para beneficiar a los que están sufriendo en materia de mejorar el salario mínimo, mejorar las pensiones, rebaja de la tarifa para el transporte de adultos mayores en todo el país”.

Por su parte, el senador Carlos Montes condenó los destrozos y los hechos de violencia, pero aseguró que “decir que el país está en guerra es no entender lo que está sucediendo…Valoramos la protesta social, exigimos respeto y terminar cuanto antes los estados de excepción”.

El senador Guido Girardi dijo que lo sucedido demuestra que “se pone fin al pacto de gobernabilidad que permitió la transición” y que generó externalidades que derivaron en la desigualdad. “La intervención militar es reconocer el fracaso absoluto de este gobierno”.

En tanto, el senador Rabindranath Quinteros advirtió que “no podemos quedarnos solo en anular el aumento del pasaje del metro porque el mensaje es mucho más potente que eso. La agenda de gobierno se agotó, hay que abrir espacio para los temas del país”.

No estamos en guerra
A su turno, la senadora Carolina Goic preguntó al Presidente cuáles son las medidas políticas que toma este gobierno para asumir la autocrítica y reafirmó su condena a la violencia para restablecer prontamente el orden. Asimismo dejó constancia que respalda la institucionalidad.

Postura similar hizo presente el senador Carlos Bianchi quien sentenció que “la gente ha puesto primero a la gente y eso es lo que rescato (…) y tiene que ver con la dignidad” y coincidió en la necesidad de llegar a acuerdos.

“Voy a votar a favor, porque es la manera que tenemos en este momento, pero quiero decir que las regiones existes”, sentenció la senadora Isabel Allende, quien manifestó su tristeza por las declaraciones vertidas desde el Ejecutivo.

Por su parte, el senador Juan Ignacio Latorre enfatizó que “Chile no está en guerra”, al tiempo de aclarar que el Frente Amplio reivindica la protesta social pacífica y aclaró que no están tras el vandalismo y llamó a que “en el corto plazo se mejoren las condiciones de nuestro pueblo”.

Llamado al Hobierno
Reconociendo que Chile está viviendo un momento crítico, el senador Alejandro Guillier emplazó al Presidente calificando la vocería de la madrugada como “imprudente e irresponsable (…). Usted y su gobierno no está entendiendo la situación, necesitamos dejar el discurso de guerra y proponer soluciones de fondo”.

En la misma línea de su antecesor, el senador Alejandro Navarro sentenció que “el gobierno no entiende nada porque millones están en la calle reclamando una respuesta de las autoridades. Siento vergüenza que se simule normalidad siendo que no la hay. En 15 regiones de Chile no hay metro, y hacer una ley solo para esto es una burla. No voy a votar este proyecto”.

El senador Rodrigo Galilea admitió que “todos estamos para resolver un problema de delincuencia y descontrol. Esto se soluciona de manera institucional porque existe democracia y esto ya le ha pasado a otras naciones como Francia que terminó resolviendo la situación”.

“Me hubiese encantado escuchar una condena transversal a la violencia”. Así comenzó su intervención la senadora Jacqueline Van Rysselberghe. “Es muy curioso cómo se quemó el metro, creo que no es una mera coincidencia. Creo que efectivamente habrá que hacer un proyecto de reconstrucción”, complementó.

Razones de la Crisis
“Esto ocurre porque la Dirección de Presupuesto no evitó el alza”, aseguró el senador Juan Pablo Letelier. “El gobierno abordó mal la crisis porque creyó que se trataba de un problema de tarifas o de seguridad pública, y no es así. Quiero destacar las marchas pacíficas y valoro como han enfrentado el toque de queda”, hizo ver pidiendo el retiro de los proyectos de pensiones y tributaria.

“Creo que no hay otra forma de partir sino rechazando la violencia. Lo primero que hay que defender es la democracia. Si repetimos la misma receta de ustedes y nosotros nos vamos a equivocar. ¿Hay alguien en esta Sala que sepa cómo resolver este problema? Claro que no. Hay que ser humilde y escuchar”, enfatizó la senadora Ena Von Baer.

Expresado sus condolencias a las familias de los fallecidos, intervino la senadora Yasna Provoste. “No nos debemos escuchar entre nosotros, sino a la comunidad. Piñera dijo hace unas semanas que Chile era un oasis. ¡Qué manera de estar desconectado! Quiero que se nos explique cómo va operar el fondo espejo”, opinó.

La senadora Ximena Rincón relató que “una joven de 19 años, antes que llegaran los Carabineros, fue herida de balín en un ojo y la deberán operar. Las palabras del Presidente resuenan tibias frente al malestar. Nadie puede avalar la violencia, el problema es que por años la hemos respaldado considerando las injusticias”.

Proyecto Necesario
“Este proyecto sí es necesario”, aseguró el senador José García Ruminot ahondando que “quien sea el presidente podrá tomar decisiones que sintonicen con la opinión pública porque hoy el panel de expertos puede tomar decisiones autónomas que en este caso fueron equivocadas”.

El senador Juan Castro expresó que “la desigualdad presente es responsabilidad de todos los gobiernos. El Presidente es un ser humano y tiene derecho a equivocarse. Sabemos que no estamos en guerra y para eso hay que entender la paz social en base a un diálogo profundo”.

El senador Felipe Kast reflexionó que “en este momento no está en juego el gobierno del presidente Piñera. Lo que se verá perjudicado es el valor de la democracia. Es un buen momento para recordar figuras del pasado que cuidaron Chile sin cálculos políticos. Propongo que tengamos un presupuesto base cero”.

Para el senador Álvaro Elizalde, “en el presupuesto para este año, se propuso reducir el aporte al Transantiago, por tanto podría haberse evitado esta alza. Respecto a la crisis, tenemos la sensación que este gobierno no gobierna. No estamos en guerra. La lógica de bandos no contribuye a terminar con la desigualdad”.

“El que tiene que liderar las soluciones es el presidente de la República, pero todos somos responsables del silencio o inacción de décadas. Entre todos debemos hacer un gran pacto social de verdad, por ejemplo, decidir si vamos a tener un sistema mixto de pensiones”, argumentó el senador Manuel José Ossandón.



Sobre WordPress