Nicaragua libera a 50 presos bajo nueva ley de amnistía

La opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que fue interlocutora del gobierno en una mesa de diálogo, rechazó la amnistía promovida por el gobierno porque alega que “es una ley de impunidad”.Managua, 10 de Junio de 2019.- El gobierno de Nicaragua liberó este lunes  a 50 opositores detenidos por participar en las protestas contra el presidente Daniel Ortega, tras la aprobación de una ley de amnistía que también ampara a los responsables de la represión a los manifestantes.

El Ministerio de Gobernación informó en un comunicado que, en cumplimiento de la nueva norma, que entró en vigor este lunes, puso “en libertad a 50 personas por delitos contra la seguridad común y tranquilidad pública, y continúa preparando la liberación de presos por estos delitos”.

Entre los “presos políticos” liberados este lunes están el periodista Marlon Powell, el estudiante Hanssel Vásquez, el empresario Chester Membreño, el líder autoconvocado Jonathan Lacayo, la transgénero Victoria Obando, así como la única mujer beneficiada, Karla Matus.

El Gobierno detalló que la liberación fue ejecutada con miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) actuando como observadores.

Tras la liberación, las personas fueron entregadas a sus familiares con un acta en la que se lee: “ha sido puesto en libertad por la ley de Amnistía”, según divulgaron en redes sociales sus familiares.

La liberación se produce después que el parlamento, de mayoría oficialista, aprobó el sábado la cuestionada ley de amnistía, que concede perdón “a todas las personas que han participado en los sucesos acaecidos en todo el territorio nacional a partir de abril de 2018 hasta la fecha”.

Cuestionamiento opositor
La nueva legislación creó polémica porque, según la oposición, la misma realmente no beneficia a los “presos políticos”, ya que estos fueron arrestados sin cometer delitos, en cambio, consideran que favorece a policías y paramilitares que han matado a cientos de personas por rechazar el Gobierno de Ortega, en medio de una crisis sociopolítica que inició en abril de 2018.

La opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), que fue interlocutora del gobierno en una mesa de diálogo, rechazó la amnistía promovida por el gobierno porque alega que “es una ley de impunidad que pretende proteger los crímenes cometidos a través de sus instituciones, estructuras partidarias y paramilitares”.
El gobierno de Ortega se había comprometido en las negociaciones con la ACJD a liberar a los presos.

El diputado sandinista, Wálmaro Gutiérrez, en declaraciones al Canal 10 de televisión, explicó que “no existe otra herramienta que los indultos o amnistía” para resolver la crisis política en el país, desatada desde el estallido de las protestas.

Las autoridades agregaron que el Gobierno prepara otras liberaciones de “presos políticos”, que según las autoridades sumaban 142 hasta antes de la libertad otorgada esta mañana, aunque la oposición reclama que al menos 221 continuaban en los calabozos del Sistema Penitenciario Nacional y de la Policía Nacional.



Sobre WordPress