Retiran los cargos por agresión sexual contra el actor Kevin Spacey

El actor, que todavía afronta otros casos por acoso sexual en Estados Unidos e Inglaterra, se enfrentaba a una pena de hasta dos años de prisión si era declarado culpable.

Boston, 17 de Julio de 2019.- Los fiscales retiraron este miércoles en Estados Unidos los cargos por una presunta agresión sexual en 2016 en contra del actor Kevin Spacey, días después de que el joven que lo había acusado desistiera de manera definitiva de los señalamientos, informaron medios locales. El fiscal del distrito de Cape & Islands, Michael O’Keefe, señaló, según documentos difundidos por la prensa, que presentaba un “Nolle prosequi”, un término legal que equivale a “no estar dispuesto a perseguir”, debido “a la falta de disponibilidad del testigo”.

El fiscal O’Keefe, que hasta la fecha ha sido el único que ha acusado a Kevin Spacey, sujeto de otras investigaciones en Estados Unidos e Inglaterra, retiró los cargos así por el paso atrás dado por la víctima. Este resultado ya se esperaba después de la audiencia del 8 de julio, durante la cual el joven que presuntamente había sido agredido por Spacey en julio de 2016 decidió guardar silencio para no incriminarse. Tres días antes el joven retiró los cargos en el juicio civil que se desarrolla en un tribunal de Massachusetts.

Este, hijo de la periodista de la cadena de televisión WCVB Heather Unruh, había denunciado que en julio de 2016 el actor, galardonado con dos Oscar, le metió la mano en sus pantalones dentro de un bar en Nantucket. El incidente ocurrió cuando el acusador tenía 18 años de edad y el período de prescripción del presunto delito vencía en la misma semana en la que demandante tomó la decisión. Pero Spacey, de 59 años de edad se declaró en enero pasado inocente de los cargos.

En una comparecencia inesperada ante el tribunal el 3 de junio, Spacey defendió su inocencia y sus abogados instaron al juez a que exigiera una copia forense “completa e inalterada” de los datos del teléfono del denunciante, ya que contendría mensajes y fotografías que probarían su inocencia. Después de eso, los abogados defensores y la Fiscalía se enfrascaron en una disputa en torno al teléfono del acusador que, al parecer, se había perdido.

Según la denuncia del joven, él empezó a hablar de manera amistosa con Spacey en el bar en el que trabajaba, y mintió sobre su edad al asegurar que tenía 23 años en lugar de 18. El camarero explicó a la Policía que Spacey le compró varias bebidas alcohólicas -la edad mínima para beber alcohol en el estado de Massachusetts es 21 años-, y le insistió varias veces para que fuera a su casa hasta que, más tarde, acarició su muslo y desabrochó sus pantalones, frotando su pene durante unos tres minutos.

El joven ha dicho que no sabía qué hacer porque no quería meterse en problemas por beber sin tener la edad permitida y publicó una grabación de parte del presunto roce sexual en la red social Snapchat. La demanda por ataque al pudor y agresión se produjo a finales de 2018, luego de que otras acusaciones de agresión a hombres jóvenes salieran a la luz en medio del movimiento #MeToo.



Sobre WordPress