Japón escala tensión con Seúl y lo retira de su “lista blanca”

  • Publicado viernes 2 agosto 2019 | 11:27 GMT -3
  • Asia
  • Enviar

Ambos países mantienen históricas disputas que agrian su relación. Tokio dice que no se trata de una sanción, aunque Seúl lo ve de otra manera.

Tokio, 02 de Agosto de 2019.- En otro paso más en las tensiones comerciales entre Japón y Corea del Sur, el gobierno nipón decidió este viernes retirar a Corea del Sur de su lista de socios comerciales preferentes ante la sospecha de que Seúl no aplica medidas de seguridad suficientes en el sector tecnológico. La medida fue aprobada esta misma jornada por el gabinete del gobierno de Shinzo Abe. Recíprocamente, Seúl se apresuró a replicar con un gesto similar.

Por su parte, en Seúl, el gobierno surcoreano reaccionó rápidamente retirando a Japón de su “lista blanca” de socios comerciales privilegiados. Lo que ha hecho Tokio “socava fundamentalmente la relación de confianza y cooperación que los dos países establecieron” en el pasado, acusó el ministro surcoreano de Finanzas Hong Nam-ki.

El presidente surcoreano Moon Jae-in aseguró que esta “acción egoísta” provocará enormes daños en la economía mundial al perturbar las cadenas de suministro. En una declaración retransmitida en directo, Moon conminó a Japón a retirar lo antes posible “medidas unilaterales e injustas” y volver al diálogo.

La determinación deJapón amplía las limitaciones que Tokio aplica desde comienzos del pasado julio a los materiales químicos básicos que adquieren compañías surcoreanas para fabricar pantallas y chips de memoria. Tokio afirma que estas restricciones se deben a que Seúl no es capaz de garantizar que dichos materiales terminen siendo utilizados con fines militares por terceros países.

En cambio, Seúl estima que se trata de una represalia adoptada por Japón por una disputa que tiene sus orígenes en la colonización nipona del país vecino entre 1910 y 1945. Los cancilleres de ambos países intentaron sin éxito, en los últimos días, hallar una solución al problema. La información de la medida fue confirmada por el ministro de Industria y Comercio, Hiroshige Seko, quien añadió que entrará en vigor el próximo 28 de agosto.

“No es un embargo”
“Se trata de una revisión de la lista, necesaria para una gestión apropiada del control de nuestras exportaciones para la seguridad nacional”, justificó el ministro, que insistió en que no se trata de una sanción. “No es un embargo a las exportaciones. No afectará a la cadena de suministro y no tendrá un impacto negativo en las empresas japonesas”, aseguró Seko.

En la práctica, supondrá que Corea del Sur deje de tener acceso a procedimientos simplificados para la compra de materiales y tecnología de origen japonés susceptibles de uso militar, un estatus del que disfrutaba desde 2004 junto a un grupo de otros 26 países, entre ellos Estados Unidos, Reino Unido, Argentina, Alemania o Australia.



Sobre WordPress