Reserva Federal advierte que la “tensión comercial” pesa sobre Estados Unidos

El jefe de la Reserva Federal de EE. UU., Jerome Powell, también manifestó “preocupación acerca de la fortaleza de la economía global”. En parelelo, dijo que seguirá liderando la Fed aunque Trump quiera destituirlo.

Washington, 10 de Julio de 2019.- El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, subrayó este miércoles  que “las incertidumbres en torno a las tensiones comerciales” y la “preocupación acerca de la fortaleza de la economía global” siguen “pesando” sobre EE.UU., por lo que prometió actuar “como sea apropiado”.

“De acuerdo a los últimos datos y otros acontecimientos, parece que las incertidumbres en torno a las tensiones comerciales y las preocupaciones sobre la fortaleza de la economía global continúan pesando sobre las perspectivas de EE.UU.”, afirmó Powell en el texto preparado para ser leído en su comparecencia semestral ante el Congreso.

Al igual que hizo en junio, Powell afirmó que el banco central “actuaría como sea apropiado para sostener la expansión”, en una señal acerca de la posibilidad de que se rebajen los tipos de interés, actualmente entre el 2,25 y el 2,5 %, en la próxima reunión de la Fed de finales de mes.

Asimismo, Powell destacó que el crecimiento de la inversión empresarial se ha “frenado notablemente” y que el impulso económico parece haberse ralentizado en algunas grandes economías extranjeras, y esa debilidad podría afectar a la economía de EE.UU.

Tensión con la Casa Blanca
Las palabras de Powell se producen a la vez que el presidente estadounidense, Donald Trump, ha reiterado sus críticas y elevado la presión sobre el banco central al insistir en que debería reducir el precio del dinero para apoyar la actividad económica en EE.UU.

Asimismo, el jefe de la Reserva Federal de Estados Unidos dijo que no dejaría su cargo si Trump quisiera destituirlo. “No haría eso. Mi respuesta sería no”, respondió Powell cuando le preguntaron cómo respondería si Trump le pidiera dejar el puesto. La ley “me otorga claramente un mandato de cuatro años y quiero cumplirlo”, añadió.

La Fed presentó en junio sus nuevas proyecciones, en las que dejó sin cambios el crecimiento estimado para este año en el 2,1 % y en el 2 % el del próximo, por debajo del 2,9 % registrado en 2018.

Sí que modificó las de inflación, al rebajar la evolución de precios al cierre de 2019 del 1,8 % estimado hace tres meses al actual 1,5 %, por debajo del objetivo del organismo del 2 % anual.

El próximo encuentro de política monetaria del banco central estadounidense tendrá lugar el 30 y 31 de julio.



Sobre WordPress