Estado Islámico se adjudica nuevo ataque en Siria contra Estados Unidos

Un terrorista suicida hizo explotar una bomba cuando un convoy de las fuerzas combinadas de Estados Unidos y los kurdos pasaba por la ciudad de Al Shadadi.

Damasco, 212 de Enero de 2019.- Por medio de su agencia Amaq, el Estado Islámico asumió este lunes la autoría de un ataque suicida perpetrado esta misma jornada contra un convoy de tropas de Estados Unidos, hecho ocurrido en la provincia siria de Al Hasaka, en el este del país. Se trata del segundo atentado en menos de una semana contra las fuerzas estadounidenses desplegadas en la zona para ayudar a las tropas kurdas en su lucha contra EI.

Amaq aseguró a través de Telegram que el EI realizó un ataque suicida “con un coche bomba contra un convoy conjunto de las fuerzas estadounidenses y las del PKK”, en alusión a las Fuerzas de Siria Democrática (FSD). El atentado, según la agencia, tuvo lugar cerca del puesto de control 47, al sur de la ciudad de Al Shadadi, pero no informó de víctimas.

Según el coronel estadounidense Sean Ryan, no hubo muertos ni heridos entre las fuerzas estadounidenses ni entre sus aliados kurdos. “Podemos confirmar que un convoy de las fuerzas coordinadas de Estados Unidos y un aliado sirio fue afectado” por un ataque suicida, escribió Ryan en Twitter. “Seguiremos analizando la situación y entregaremos actualizaciones cuando sea preciso”, explicó.

Discrepancia sobre víctimas
Sin embargo, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una red coordinada desde Londres y con un enorme número de informantes sobre el terreno, al menos 5 miembros de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD) perecieron en el ataque y dos militares estadounidenses resultaron heridos. El Observatorio añadió que el atacante suicida detonó los explosivos colocados en el automóvil que conducía.

Un testigo dijo  que el ataque ocurrió cerca de un puesto de control kurdo, justo cuando el convoy pasaba por el lugar. Luego se oyó el paso de aviones de combate, antes de que el área fuera completamente acordonada por unidades de las FSD. Las fuerzas de seguridad kurdas también dijeron que el ataque no dejó víctimas, salvo una combatiente kurda que quedó con lesiones menores.

Este es el segundo ataque que tiene como objetivo las fuerzas estadounidenses en Siria en los últimos cinco días, luego del ocurrido el pasado miércoles en Manbech, donde 19 personas perdieron la vida, entre ellas cinco combatientes sirios, diez civiles, además de dos soldados y dos civiles estadounidenses.



Sobre WordPress