Estados Unidos, gana Mundial Femenino de Fútbol tras vencer a Holanda

Tras una primera parte en la que no se movió el marcador, Rapinoe en el minuto 61 y Lavelle en el 69′ dieron con sendos goles la cuarta victoria al combinado estadounidense en un campeonato mundial femenino.París, 07 de Julio de 2019.- Estados Unidos agrandó su leyenda en el fútbol femenino con su cuarto título en ocho ediciones del Mundial. Las norteamericanas, con goles en el segundo tiempo de Megan Rapinoe, de penal, y de Rose Lavelle, ganaron a Holanda por 2-0 en la final de este domingo. Lyon se vistió de gala con las dos aficiones más coloristas del Mundial, pero la igualdad en las tribunas no se trasladó al césped, con un equipo estadounidense netamente superior.

“Esto es increíble. Hay que pensar en todos los que han trabajado por esto, en todas las jugadoras… Tenemos a todas nuestras familias aquí. Esto es realmente extraordinario y surrealista”, declaró Rapinoe al final del partido. “Esto es una recompensa. Es el día más importante. Estamos locas de alegría, pero también muy cansadas. No nos rendimos, estamos unidas y nos entregamos al máximo para ganar”, añadió.

El primer tanto del partido llegó de penal, al transformar Rapinoe 61′ una falta dentro del área de Stefanie Van der Gragt a Alex Morgan. La central holandesa elevó mucho su pie izquierdo, tocando el hombro de la delantera estadounidense, por lo que la árbitra francesa Stephanie Frappart, con ayuda del VAR, señaló el castigo.

La centrocampista de Países Bajos Sherida Spitse criticó después del partido la decisión arbitral que le daría el primer gol a Estados Unidos. “Ellas tomaron la delantera a través de un penalti. Tengo dudas sobre si realmente lo fue, tengo que verlo otra vez”, dijo la centrocampista a la televisión neerlandesa NOS.

Rapinoe materializó el penal, sumando así su sexta diana en el mundial, con lo que empató en el primer puesto de la tabla de goleadoras con su compatriota Morgan, fue aquella la que se llevó la Bota de Oro al haber disputado menos minutos que su compañera. La delantera de 34 años del pelo teñido de rosa fue declarada mejor jugadora del partido y también del torneo.

Las holandesas buscaron entonces el empate y, al verse obligadas a abrirse, encajaron el segundo tanto, en el minuto 69, cuando Rose Lavelle, en una jugada personal, condujo el balón por el centro, y poco después de meterse en el área, anotó su tercer gol del torneo, con un disparo cruzado.

Estados Unidos nunca se ha apeado del podio en los ocho Mundiales disputados, con cuatro títulos (1991, 1999, 2015, 2019), un subcampeonato (2011) y tres terceros puestos (1995, 2003, 2007). A ese dominio aplastante hay que unir además cuatro oros olímpicos, en seis ediciones disputadas.

Además de estar en tres finales consecutivas, su entrenadora Jill Ellis, es la primera que gana dos veces seguidas un Mundial, tanto en categoría femenina como masculina, desde que lo hiciera el italiano Vittorio Pozzo en los años 1930. “Este es realmente un grupo de jugadoras formidables y de personas excepcionales. Pusieron su corazón y su alma en esta aventura. No tengo palabras para agradecérselo lo suficiente. Es fantástico”, resumió Ellis.



Sobre WordPress