Valoran aprobación de Cámara de Diputados del proyecto de Ley CATI que busca reducir fallecidos por exceso de velocidad en el tránsito

La iniciativa, que ahora pasará a discusión en el Senado, incorpora la tecnología para resguardar el respeto a la velocidad máxima en zonas urbanas.

El proyecto de ley cuenta con un amplio apoyo de la sociedad civil, como agrupaciones de víctimas en siniestros de tránsito.
Christel Andler Celedón

Valparaíso, 12 de Junio de 2019.- Con 113 votos a favor (5 en contra y 14 abstenciones), se aprobó en la Cámara de Diputados el Proyecto de Ley que crea un Centro Automatizado de Tratamiento de Infracciones (CATI). A través de radares debidamente señalizados, este sistema tecnológico busca captar la velocidad en la que circulan los vehículos en los puntos de mayor conflicto en las ciudades del país.

La iniciativa legal tiene como objetivo reducir las cifras de siniestros de tránsito y víctimas fatales que se producen debido al exceso de velocidad. En Chile, cerca del 30% de las personas que mueren se relaciona a esta causa, siendo un factor de riesgo constante en las distintas calles y carreteras del país.

La ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, valoró la aprobación del proyecto en primer trámite constitucional. “El sistema CATI nos permitirá contar con herramientas tecnológicas para garantizar que respete la velocidad máxima en zonas urbanas. De esa forma, estamos abordando una de las principales causas de los siniestros viales, que es el exceso de velocidad. En países donde se han implementado estos sistemas, se han alcanzado reducciones de hasta 40% en las muertes y a esas mismas cifras apuntamos con esta tecnología”, afirmó.

Por su parte, el Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, explicó que “si se implementa un sistema como el CATI, podremos salvar la vida de muchas personas en el tránsito. Es un cambio cultural profundo que debemos ir trabajando para que la ciudadanía entienda que las cámaras tienen como objetivo principal prevenir accidentes, y en segundo lugar, multar a quienes no respeten el límite de velocidad”.

Cabe señalar, que de las más de 20.000 muertes por accidentes de tránsito en la última década, 5.767 personas fallecieron por velocidad imprudente y pérdida de control del vehículo. En 10 años, la velocidad se ha transformado así en la primera causa de muerte que corresponde a un 28% del total de fallecidos.

Experiencia internacional
Francia fue uno de los primeros países en implementar un sistema de tratamiento de infracciones completamente automático. En 2001, se registraron 105.500 siniestros de tránsito carreteros, con 7.655 muertes, ocupando así la 4ª peor ubicación entre los países europeos. Es así como en 2003 se crea el Centro Nacional de Tratamiento de Infracciones de Tráfico (CNT), logrando una reducción anual cercana al 7% en la cantidad de fallecidos. Entre 2003 y 2010 se salvaron 14 mil vidas en Francia. Las autoridades estiman que al menos el 80% de la reducción de fallecidos se debe a la instalación de equipos de fiscalización automática de velocidad.

España replicó la experiencia en 2005, incorporando herramientas tecnológicas a la fiscalización. Esto dio paso, en 2007, a la creación del Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas (CTDA). En el primer año de funcionamiento del centro, se registró una disminución del 20% en el número de fallecidos en siniestros de tránsito. Esa disminución aumentó al 36% a los 3 años de funcionamiento del sistema. Entre 2005 y 2010, la política pública logró una reducción de un 47,5% del número de víctimas mortales en el tránsito, esto equivale a 5.800 vidas salvadas.



Sobre WordPress