Conservadores australianos logran “milagro” en elecciones y mantienen el poder

El resultado contradijo a los sondeos, incluyendo los de a pie de urna, que daban la victoria a los laboristas.

Camberra, 18 de Mayo de 2019.- La coalición conservadora que gobierna Australia logró un “milagro” este sábado  y se impuso contra todo pronóstico en las elecciones legislativas, manteniendo así el poder.

“¡Siempre creí en los milagros!”, dijo el primer ministro Scott Morrisson ante sus simpatizantes en Sídney, saludando a los “australianos silenciosos” que volvieron a confiar en su proyecto.

El líder laborista australiano y gran favorito Bill Shorten reconoció su derrota electoral y anunció su renuncia. “Es obvio que los laboristas no podremos formar el próximo gobierno. Por el interés nacional, hace un momento llamé a Scott Morrison para felicitarlo”, dijo ante sus seguidores en Melbourne.

La televisión nacional ABC otorgó la victoria a la coalición del primer ministro del Partido Liberal, que pone en duda el cambio climático, aunque no avanzó si gobernará con mayoría absoluta o en minoría.

La contradicción de los sondeos
El resultado contradijo a los sondeos, incluyendo los de a pie de urna, que daban la victoria a los laboristas. Los primeros resultados muestran un electorado fracturado, lo que se traducirá en que partidos menores populistas y de derecha se encuentren con un rol importante.

Entre ellos el de Pauline Hanson, cuyo partido ignoró las revelaciones de que había pedido dinero al lobby de las armas estadounidense, y el de Clive Palmer, apodado el “Donald Trump australiano”, que derrochó millones en una campaña de corte populista.

Alrededor de 17 millones de australianos estaban llamados a las urnas para estos comicios, que se anunciaban parejos. El conservador Partido Liberal de Morrison, había conseguido reducir la distancia con Shorten en los últimos sondeos, pero las diferencias en las cuestiones del clima entre ambos parecían decisivas a favor del segundo.



Sobre WordPress