Municipios y PNUD suscriben convenio para trabajo conjunto en el marco de la Agenda 2030

El acuerdo busca establecer un marco de cooperación que permita facilitar y fortalecer la colaboración entre ambas entidades con el objetivo de enfrentar desafíos y requerimientos que la ciudadanía demanda de sus gobiernos locales.

Santiago, 10 de Julio de 2019.- El alcalde Germán Codina, Alcalde de Puente Alto y presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM) y Marcela Ríos, representante residente asistente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Chile (PNUD), firmaron hoy un acuerdo que permitirá a ambas entidades desarrollar de manera conjunta, iniciativas que promuevan el desarrollo sostenible en cinco áreas clave de cooperación, lo que contribuirá a potenciar los esfuerzos de implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en Chile.

El Alcalde Codina respecto al convenio señaló que “hoy firmamos un importante convenio con el PNUD, socio estratégico importante, donde nos interesa tener una política clara de desarrollo a largo plazo, para construir un mejor futuro para los municipios de Chile.” Además, el alcalde de Puente Alto puntualizó que, “lo importante para la AChM es construir – a través de este convenio- construir un mejor futuro para los municipios de Chile.”

En la ocasión, Marcela Ríos, señaló que “este trabajo conjunto que desarrollaremos con la AChM nos permitirá aumentar y a la vez profundizar nuestra labor en el nivel subnacional, que es esencial para avanzar en la implementación de la Agenda 2030 y a la vez un eje estratégico para nuestra labor en el país, especialmente considerando que las áreas de acción que aborda este convenio nos permitirán contribuir de forma concreta a un desarrollo sostenible centrado en las personas”.

La AChM, que agrupa a la mayoría de los municipios del país, y el PNUD en Chile, como agencia de Naciones Unidas con más de 50 años de experiencia dedicada a promover iniciativas de desarrollo en el mundo, buscarán —a través de esta cooperación que inicialmente tiene un plazo de dos años— reforzar proyectos a nivel de municipios en seis grandes áreas: eficiencia energética, gestión hídrica, gestión de residuos, cambio climático, probidad y transparencia y finalmente resiliencia territorial y gestión del riesgo ante desastres.

En materia de “eficiencia energética” el acuerdo señala la importancia de promover estudios para diagnosticar, evaluar y proponer soluciones técnicas al alumbrado público municipal, proponer el conocimiento de nuevas tecnologías que apuntan a la eficiencia energética y también a incorporar criterios de eficiencia a su gestión.

En lo relativo a la “gestión hídrica” se establece la necesidad de desarrollar estudios que apoyen la gestión de manejo del recurso hídrico a nivel comunitario, enfocado en soluciones a nivel municipal en aquellas comunas con cobertura rural, promoviendo la sistematización de la información, la asociatividad y la integración de estrategias resolutivas frente a los efectos de la escasez o el estrés hídrico que los aquejan.



Sobre WordPress