Víctimas fatales por derrumbe de edificio en Rusia ya son 38

  • Publicado jueves 3 enero 2019 | 12:44 GMT -3
  • Europa
  • Enviar

Rescatistas casi pierden esperanzas de hallar sobrevivientes debido a que las temperaturas han llegado hasta los -27 grados Celsius.

Moscú, 03 de Enero de 2018.- Cada hora que pasa hace que disminuyan las posibilidades de encontrar sobrevivientes entre los escombros del edificio que se derrumbó en la ciudad rusa de Magnitogorsk. Las autoridades informaron este jueves que las víctimas fatales ya suman 38, tras el hallazgo de 14 cadáveres en una zona que no había podido ser revisada anteriormente por los rescatistas.

Además de que se cumplen ya tres días desde la explosión, presumiblemente causada por un escape de gas, las temperaturas de hasta -27 grados Celsius dificultan no solo el trabajo de los rescatistas, sino también la esperanza de que un eventual sobreviviente pueda resistir. El ministro de Emergencias ruso dijo que, tras el hallazgo del cuerpo número 38, solo falta por ubicar a tres personas de los 120 que vivían en la torre de 10 pisos parcialmente destruida por la explosión.

Seis personas, incluidos dos niños, fueron rescatados con vida tras la tragedia, pero desde el martes, cuando un bebé de diez meses fue hallado gracias a sus llantos, solo han sido encontrados cuerpos sin vida. Las autoridades destacaron que cerca de 900 personas están trabajando, entre ellos especialistas que están preocupados de evitar que el edificio completo colapse.

Descartan terrorismo
Como muestra de dolor, cientos de rusos se congregaron en el centro de la ciudad de Cheliabinsk, capital de la región donde está Magnitogorsk (Urales), para rendir homenaje a los muertos por el derrumbe. “Estamos todos consternados. Creo que no hay ni una sola persona en el país que se haya mantenido indiferente (ante la tragedia)”, dijo el alcalde en funciones de Cheliabinsk, Vladimir Yelistratov.

Según los últimos datos, hasta el momento han sido identificadas 37 de las 38 víctimas mortales. Entre los fallecidos hay seis niños, según los medios rusos. El presidente Vladimir Putin visitó el lugar el Año Nuevo, y se ordenó una inmediata investigación para descartar los rumores que sostienen que el derrumbe fue obra de un atentado terrorista. Los expertos asumen que un escape de gas fue el causante de la tragedia.



Sobre WordPress