Estados Unidos afirma que ha comenzado el repliegue de tropas de Siria

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, afirmó que EE. UU. seguirá trabajando con sus aliados para “negar a los terroristas islamistas territorio, financiación y apoyo”.

Washington, 20 de Diciembre de 2018.- La Casa Blanca afirmó que el repliegue de sus tropas de Siria ha comenzado, después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, proclamara la derrota del grupo Estado Islámico (EI) en ese país.

“Hemos empezado a devolver a casa a las tropas de Estados Unidos conforme pasamos a la siguiente fase de esta campaña”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en un comunicado.

La portavoz recordó que “hace cinco años, el EI era una fuerza muy poderosa y peligrosa en Oriente Medio, y ahora Estados Unidos ha derrotado el califato territorial”. No obstante, subrayó que “estas victorias contra el EI en Siria no señalan el final de la Coalición Global (contra el yihadismo) o de su campaña”.

Sanders afirmó que EE. UU. seguirá trabajando con sus aliados para “negar a los terroristas islamistas territorio, financiación y apoyo”, además de evitar “cualquier infiltración” dentro de las fronteras estadounidenses.

Anteriormente, Trump, afirmó que su “única razón” para permanecer en Siria era la derrota del EI, un objetivo que su Gobierno considera cumplido después de haber arrebatado a los yihadistas casi todo el territorio que ocuparon en 2014. “Hemos derrotado al EI en Siria, la única razón para estar allí durante la presidencia de Trump”, dijo el mandatario en Twitter.

“Signo de debilidad estadounidense”
Por su parte, el senador republicano Lindsey Graham, un frecuente defensor del presidente, dijo que la decisión de Trump de retirar las tropas de Siria sería “un error”.

“Una retirada estadounidense en este momento sería una gran victoria para el EI, Irán, Bachar al Asad y Rusia. Me temo que llevará a consecuencias devastadoras para nuestra nación, la región y todo el mundo “, dijo Graham en un comunicado. “Hará más difícil reclutar futuros socios dispuestos a enfrentar al islam radical. Irán y otros malos actores también lo verán como un signo de debilidad estadounidense en los esfuerzos por contener la expansión iraní”.

Presencia militar en Oriente Medio
Durante la campaña para las elecciones de 2016, Trump abogó por disminuir la presencia militar de EE. UU. en Oriente Medio; pero cuando llegó a la Casa Blanca, altos cargos del Pentágono lo convencieron para que mantuviera tropas estadounidenses en Siria con el fin de acabar con el EI.

Trump ha repetido en varias ocasiones que su prioridad en Siria es erradicar el grupo extremista y ha abandonado la idea de forzar una transición que fuerce la salida del presidente sirio, Bachar al Asad.

Según el Pentágono, al EI solo le queda un 1 % del territorio que llegó a dominar en 2014, cuando proclamó un califato en Siria e Irak. Aunque retire sus tropas de Siria, EE.UU. mantendría sus soldados en Irak, lo que le permitiría lanzar ataques en suelo sirio.

Netanyahu asegura que Israel “se protegerá”
Tras el anuncio de Estados Unidos, Israel fue uno de los primeros en reaccionar. El primer ministro Benjamín Netanayahu, afirmó que respeta la decisión. “Esta es, por supuesto, la decisión de Estados Unidos. Israel defenderá su seguridad para protegernos a nosotros mismos en este frente”, declaró en un comunicado.

Netanyahu aseguró que estudiarán el calendario de retirada, la implementación y las implicaciones que tendrá para Israel, preocupado por la creciente influencia de Irán, aliado del régimen de Damasco, en el país vecino.

Hasta ahora, Israel ha mantenido cierta libertad de actuación en Siria mediante bombardeos contra objetivos para impedir que Teherán afiance su presencia militar en Siria.



Sobre WordPress