O’Higgins: Sernapesca entrega balance de actividad pesquera 2017

La fiscalización de las vedas y otras medidas de administración, el combate a la pesca ilegal e informar a la ciudadanía sobre cómo actuar ante varamientos y hallazgos de fauna marina protegida, han sido los ejes centrales de las acciones realizadas por el Servicio.

Rancagua, 13 de Febrero de 2018.- Según el último balance realizado por el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura de la región de O’Higgins, durante el 2017 se incautaron 10 mil 896 kilos de recursos pesqueros extraídos ilegalmente, aumentando un 38,2% más respecto del año anterior. La Merluza común fue la especia más incautada con 7.159 kg. Además, se cursaron 32 citaciones por infracción a la normativa pesquera y se incautó 1 vehículo.

Estas incautaciones se lograron pese a que el número global de fiscalizaciones a agentes se redujo de 1.181 a 833 controles. Según el Director Regional de Sernapesca, Dionisio de la Parra, esto fue posible gracias a que las “fiscalizaciones estuvieron orientadas con un perfil de riesgo”, esto es, monitoreando con mayor intensidad los puntos, conductas y agentes considerados críticos en base a un análisis de la información estadística disponible. De la Parra indicó que, atendidos los buenos resultados, para el 2018 se mantendrá la estrategia con enfoque de riesgo, la que ya permitió la incautación de 4,5 toneladas de merluza común a fines de enero, una de las incautaciones de pesca ilegal más grandes de los últimos años en esta región.

Aumento en el varamiento de especies protegidas
Respecto de los varamientos de especies protegidas, durante el año pasado se registraron 36 eventos, siendo la especie más recurrente el Lobo común. Esto representa un incremento de 16% en comparación al 2016.

Tras este aumento en los varamientos, Sernapesca O’Higgins y el Parque Safari de Rancagua firmaron un convenio de Cooperación para prestar colaboración mutua y brindar diagnóstico, atención veterinaria y rehabilitación a los ejemplares de fauna acuática, con lesiones o enfermedades y que han sido rescatados por personal del Servicio.

En cuanto a las licencias de pesca recreativa, se emitieron 1.583 a través del sistema online, como también de papel, en los 6 puntos establecidos para realizar este trámite. La licencia de pesca es un requisito mínimo que debe cumplir un pescador recreativo que desea realizar la actividad ya sea en aguas continentales como en aguas marítimas.

Las oficinas de atención del Servicio ubicadas en Pichilemu y Navidad, registraron un total de 1.574 atenciones durante el 2017. Es decir, se registró un aumento de 164,5% respecto al 2016.



Sobre WordPress