Reino Unido mantiene orden de arresto contra Assange

  • Publicado martes 13 febrero 2018 | 17:17 GMT -3
  • Europa
  • Enviar

La justicia británica dedicó duras palabras al fundador de Wikileaks al dar a conocer el fallo. “Solo quiere justicia si ésta le favorece”, afirmó magistrada.

Londres, 13 de Febrero de 2018.- La justicia británica mantuvo hoy en vigor la orden de arresto contra el fundador de Wilileaks, Julian Assange, que lleva refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres desde 2012, confirmando así la decisión en el mismo sentido adoptada hace una semana y desestimando el recurso de sus abogados.

La magistrado principal del tribunal británico que lleva su caso, Emma Arbuthnot, volvió a rechazar hoy con duras palabras la argumentación de Assange de que su persecución ya no es de interés público: “Sólo quiere justicia si ésta le favorece”, señaló.

El mismo tribunal ya había decidido el pasado 6 de febrero mantener la orden de arresto rechazando el argumento de sus abogados, que señalaban que la medida dejaba de tener sentido después de que Suecia retirara en mayo de 2017 la petición de extradición de Assange por presuntos abusos sexuales en su territorio. Assange temía ser extraditado desde allí a Estados Unidos.

Sin embargo, el tribunal consideró entonces que debía mantenerla en vigor, acusándolo de infringir sus condiciones de libertad bajo fianza.

Los abogados de Assange presentaron entonces recursos, que Arbuthnot rechazó.

Alega que Assange aún no ha sido castigado por infringir su libertad condicional y niega que fuera víctima de una “detención arbitraria”, como había denunciado el grupo de la ONU sobre detención arbitraria en 2016.
Sin embargo, está pendiente otro pronunciamiento de la corte sobre un recurso de los abogados por presunto secretismo ilegal por parte de los fiscales y abusos de derechos humanos y por la salud de Assange.

La decisión de hoy significa que la policía británica puede arrestar a Assange, de 46 años, si sale de la legación ecuatoriana en Londres, que no ha abandonado desde que se refugiara allí en 2012 para evitar la orden de captura sueca.

La fiscalía sueca archivó el caso en 2017, pero ello no supuso la libertad para Assange. Scotland Yard anunció que iba a detener al activista tan pronto como pusiese un pie fuera de la embajada: las autoridades británicas lo acusan de haber violado la libertad condicional al refugiarse en la embajada.

Assange cree que las acusaciones de Reino Unido forman parte de una conspiración para enviarlo a Estados Unidos.

La jueza dijo hoy sin embargo que no hay evidencias de que eso vaya a ocurrir.



Sobre WordPress