Ortega rechaza adelantar elecciones presidenciales en Nicaragua

El mandatario llamó “asesinos” a los manifestantes campesinos y responsabilizó a sus adversarios de haber provocado las muertes ocurridas desde abril.

Managua, 08 de Julio de 2018.- El presidente Daniel Ortega rechazó este sábado adelantar las elecciones de 2021 como una salida a la peor crisis política de Nicaragua en las últimas cuatro décadas y fustigó duramente a sus adversarios, a quienes calificó de “asesinos” y “golpistas”.

“Ya habrá tiempo para las elecciones tal y como lo manda la ley, todo tiene su tiempo”, dijo Ortega durante una concentración de simpatizantes en la capital Managua.

Ortega, quien no asistía a un acto público desde el 30 de mayo, desestimó, sin mencionarla explícitamente, una propuesta de la opositora Alianza Cívica que exige adelantar los comicios para marzo de 2019.

“Las reglas no pueden venir a cambiarlas de la noche a la mañana simplemente porque se le ocurrió a un grupo de golpistas. Si los golpistas quieren llegar al gobierno que busquen el voto del pueblo”, manifestó Ortega.

En un discurso cargado de epítetos contra sus opositores, Ortega llamó “asesinos” a los manifestantes campesinos que protestan en los tranques (bloqueos), a los que calificó de centros de “tortura” y “terrorismo”, al tiempo que abogó “porque desaparezcan de toda Nicaragua” esos retenes de carreteras.

Responsabilizó a sus adversarios de haber provocado las muertes ocurridas desde abril en el país, que según organismos independientes de derechos humanos suman 309, en su mayoría jóvenes estudiantes baleados por policías y paramilitares.

En una aparente alusión a los obispos de la Conferencia Episcopal que median en el diálogo nacional, Ortega rechazó a “aquellos que lanzan maldiciones y nos sentencian en nombre de instituciones religiosas”.

El Gobierno convocó a sus simpatizantes a la denominada “caminata por la paz y la seguridad”, a la que asistieron personas llegadas desde diversas ciudades vecinas a la capital, según transmitió el estatal canal 6 de televisión.

Mientras, en Masaya, 27 kilómetros al este, manifestantes antigubernamentales recorrieron la ciudad exigiendo la renuncia de Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo. También pidieron justicia para las víctimas de la violencia policial y paramilitar.

Marchas antigubernamentales tuvieron lugar este sábado en Granada, Moyogalpa y Rivas (sur), informaron medios de prensa. Asimismo, campesinos que protestan contra el Gobierno dijeron que mantendrán los bloqueos de carreteras en diversos puntos del país pese a la “brutal represión” gubernamental y exhortaron a los ciudadanos a continuar exigiendo la salida de Ortega.



Sobre WordPress