ONU apunta a posibles crímenes de guerra en Yemen

El grupo de expertos internacionales y regionales para Yemen denuncia que los ataques aéreos de la coalición saudí golpearon bodas y entierros, mercados, barcos civiles e instalaciones sanitarias.New York, 28 de Agosto de 2018.- En el conflicto civil, las fuerzas progubernamentales y de los rebeldes hutíes, así como la coalición militar liderada por Arabia Saudí podrían haber cometido crímenes de guerra, según una investigación de Naciones Unidas publicada este martes.

En un comunicado, el presidente del grupo de expertos para Yemen, Kamel Jendoubi, subrayó la falta de evidencia de que las partes en conflicto intenten evitar que haya víctimas civiles, por lo que exige que los responsables respondan ante un tribunal independiente.

Conflicto recrudeció con intervención de coalición árabe
El Gobierno sunita de Yemen y sus aliados -liderados por Arabia Saudí- intentan desde hace años vencer a los rebeldes chiitas hutíes, a quienes apoya Irán. Los hutíes tomaron en 2014 el control de la capital, Saná, y de otras partes del país. El conflicto se recrudeció en marzo de 2015 con la intervención de la coalición árabe, apoyada por Estados Unidos.

El grupo de expertos, creado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en 2017, investiga las violaciones y los abusos cometidos en Yemen desde septiembre de 2014.

Bombardeos han causado mayoría de muertes civiles
“Individuos en el Gobierno y la coalición, incluidos Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, pueden haber efectuado ataques que violan el principio de distinción, proporcionalidad y precaución y pueden equivaler a crímenes de guerra”, señala el grupo.

Según su informe, los ataques aéreos por parte de la coalición árabe han causado la mayoría de las muertes civiles como consecuencia directa de los bombardeos “contra áreas residenciales, mercados, funerales, bodas, prisiones, barcos civiles e incluso centros médicos”.

Reclutamiento de niños de ocho años
Las fuerzas progubernamentales y la coalición también pueden haber cometido crímenes de guerra por haber recurrido a “tratos crueles y tortura, actos denigrantes, violaciones y al reclutamiento de niños menores de 15 años o haberlos utilizado como parte activa en las hostilidades”. Las partes en conflicto incluso habrían obligado a luchar a niños de tan solo ocho años.

Los expertos creen que posiblemente también los rebeldes sean responsables de la muerte de civiles debido al uso de munición de fragmentación en los combates dentro de las ciudades, algo que debe seguir investigándose.
Naciones Unidas calcula que entre marzo de 2015 y agosto de 2018 murieron unos 6.600 civiles y resultaron heridos más de 10.500. “Las verdaderas cifras son posiblemente mucho más elevadas”, afirman los expertos en su informe.



Sobre WordPress