May cede y logra evitar derrota en el Parlamento Británico

  • Publicado martes 12 junio 2018 | 20:10 GMT -3
  • Europa
  • Enviar

La primera ministra ofreció concesiones a un grupo de parlamentarios rebeldes, que buscan tener más incidencia en lo que se decida sobre el “brexit”.

Londres, 12 de Junio de 2018.- El Gobierno británico evitó a último minuto una derrota en el Parlamento este martes, luego de que la Cámara de los Comunes votara en contra de una enmienda que daría más poder al Poder Legislativo en un acuerdo final sobre el “brexit”. Según la cadena Sky News, May se reunió con 20 legisladores rebeldes del Partido Conservador para persuadirlos de que voten a favor del Gobierno.

A cambio, la primera ministra ofreció incorporar aspectos de la enmienda al proyecto, antes de que la ley regrese a la Cámara de los Lores. De esta forma, 324 legisladores votaron en contra de la enmienda, frente a los 298 que lo hicieron a favor. La propuesta de los legisladores proeuropeos era que el Parlamento tenga la decisión final sobre cualquier acuerdo con el bloque comunitario.

La enmienda rechazada obligaba al Gobierno a seguir “cualquier indicación” del Parlamento en caso de que no lograra alcanzar un acuerdo con Bruselas. Bajo esa disposición, los diputados podrían haber instado al Gobierno a regresar a la mesa de negociaciones con sus 27 socios comunitarios en caso de que no hubiera acuerdo. May había pedido días antes a sus aliados no votar en contra del Gobierno, pues eso debilitaba su posición a la hora de negociar con Bruselas.

Esperan “voto significativo”
El conservador Dominic Grieve, antiguo fiscal general británico, lideró en el debate a un grupo de diputados “tories” favorables a aumentar los poderes del Parlamento en ese diálogo con Bruselas. Poco después de la votación, Grieve indicó que ha obtenido “garantías” por parte de la primera ministra de que dialogará sobre sus “preocupaciones” y se mostró confiado en que el Ejecutivo concederá al Parlamento un voto “significativo” sobre el “brexit”.

Los legisladores proeuropeos acusan a May de intentar marginar al Parlamento en el proceso de salida del bloque, y argumentan que en el referéndum de 2016 el Reino Unido solo votó según el principio de abandonar la UE. Los votantes, sostienen estos parlamentarios, no fueron informados sobre ningún plan acerca del proceso de salida ni de las relaciones posteriores al “brexit” entre Londres y Bruselas.



Sobre WordPress