Detienen a Keiko Fujimori por presunto lavado de activos

La orden de detención preliminar por 10 días también comprende a los exministros fujimoristas Jaime Yoshiyama, Augusto Bedoya y otras 17 personas.

Lima, 10 de Octubre de 2018.- El juez peruano Richard Concepción Carhuancho ordenó este miércoles la detención de la líder opositora Keiko Fujimori por existir “fundados elementos de convicción” del delito de lavado de activos, peligro de fuga y obstaculización de la investigación fiscal, informó el Poder Judicial.

Tras confirmarse esa medida, la Judicatura precisó, en sendos mensajes en su cuenta oficial en Twitter, que Concepción, a cargo del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Sala Penal Nacional, declaró fundado un requerimiento del Ministerio Público.

Indicó que la orden de detención preliminar por 10 días también comprende a los exministros fujimoristas Jaime Yoshiyama, Augusto Bedoya y otras 17 personas vinculadas con los presuntos aportes irregulares de la constructora Odebrecht a la campaña electoral de Keiko en 2011. Agregó que en las próximas horas debe realizarse una diligencia de control de identidad de Keiko (verificación de datos personales y legalidad de la detención).

Fujimori fue detenida por orden judicial tras llegar a la Fiscalía para ser interrogada junto a su esposo, el norteamericano Mark Vito, quien no fue arrestado.

Luego de la medida judicial, Vito declaró a periodistas que la detención ha sido “arbitraria e injusta” y sostuvo que su esposa ha sido víctima “de una persecución política”. “Es un exceso más de parte del fiscal. Es una prueba más de su desesperación después de 31 meses de una investigación preliminar no han encontrado una sola evidencia”, sostuvo. Además, aseguró que Keiko “siempre ha colaborado con la justicia” y, a pesar de considerar que la detención “es un abuso” está seguro de que su esposa “es fuerte y va a salir de esto más fuerte que nunca”.

Una “organización criminal” dentro de su partido
En la resolución judicial se detalla que la orden de detención se dio porque Keiko presuntamente constituyó “una organización criminal en el interior del partido político Fuerza 2011 (hoy Fuerza Popular)”. El texto señala que esa organización “tenía entre sus fines obtener el poder político y, por consecuencia, tiene un nivel de influencia e interferencia en el Poder Legislativo y Poder Judicial”.

Tanto el empresario brasileño Marcelo Odebrecht como su exrepresentante en Perú Jorge Barata han señalado a fiscales peruanos que la constructora dio aportes económicos a la campaña de Keiko, quien negó reiteradamente haber recibido ese dinero.



Sobre WordPress