Comienza juicio en Bruselas contra Abdeslam, el último terrorista de atentados de París

  • Publicado lunes 5 febrero 2018 | 11:50 GMT -3
  • Europa
  • Enviar

El único superviviente de los comandos yihadistas que mataron a 130 personas en París en 2015, Salah Abdeslam, es juzgado en Bruselas por un tiroteo con la policía ocurrido 3 días antes de su captura en marzo de 2016.

Bruselas, 05 de Febrero de 2018.- Custodiado por policías con el rostro cubierto, Salah Abdeslam llegó con pelo largo y barba al Palacio de Justicia de Bruselas, un recinto supervisado por unos 200 agentes de policía.

Las excepcionales medidas de seguridad en su traslado de Francia a Bélgica para ser juzgado y el hecho de que cada noche durante el juicio ante el Tribunal Correccional belga regresará a dormir a una prisión francesa han concentrado el interés del proceso al que se enfrenta Abdeslam, de 28 años, junto con su cómplice Sofien Ayari, de 24.

El proceso en Bélgica no trata la serie de atentados en la capital francesa en 2015 o los de Bruselas en 2016, en los que también estarían involucrados. Ambos sospechosos son acusados de intento de asesinato de varios policías poco antes de su detención en la capital belga en marzo de 2016.

Sin embargo, Salah Abdeslam se acogió este lunes  a su derecho a no declarar y guardar silencio ante el Tribunal Correccional belga. “No deseo responder a ninguna pregunta (…). Se me acusa, aquí estoy. Mi silencio no me hace culpable ni criminal, es mi defensa”, dijo el presunto yihadista. “No tengo miedo de usted, ni de sus aliados. Tengo confianza en Alá”, agregó.

Interrogatorio a presunto cómplice
El proceso arrancó con un interrogatorio del tribunal a Sofien Ayari, que respondió parcialmente las preguntas sobre sus diferentes alias, su escolarización en Túnez, el entorno religioso en el que se educó de niño y dijo no considerarse “un radical” en su modo de entender la religión.

Esencialmente en francés, con la ayuda puntual de un intérprete de árabe, también relató brevemente su paso por Siria a las órdenes del grupo terrorista Estado Islámico y su llegada a Bélgica tras pasar por Grecia y Alemania.

Durante cuatro meses, el yihadista Salah Abdeslam, que creció en el barrio Molenbeek de Bruselas, fue el hombre más buscado de Europa. Cada día se conocen nuevos detalles sobre el fugitivo: que su hermano Brahim fue uno de los siete suicidas de París; que, según los investigadores, él mismo tenía un cinturón bomba aquel día, pero que lo tiró en el suburbio parisino de Montrouge y huyó; que antes de los atentados viajó por media Europa. Sin embargo, no había rastro de él, hasta el 15 de marzo de 2016.

Abdeslam podría ser condenado a 40 años de cárcel
En aquel entonces, la policía organizó una redada en la calle Rue du Dries del barrio Forest de Bruselas. Cuando se acercaron a una vivienda, les dispararon. Tres agentes resultaron heridos.

Dos sospechosos huyeron. Según los investigadores, se trata de Abdeslam y Ayari, un tunecino hoy de 24 años, que en 2015 llegó a Europa como refugiado.

Tres días después del tiroteo en Forest, los dos presuntos terroristas cayeron en las redes de la Policía en Molenbeek.

En el juicio en Bruselas por los disparos de Forest, que en principio terminaría el viernes próximo, Abdeslam puede ser condenado a hasta 40 años de cárcel. Pero ese proceso es sólo un preludio. La Justicia belga y la francesa, así como la agrupación de víctimas de terrorismo

V-Europe, esperan obtener algunos datos que contribuyan a esclarecer los monstruosos ataques de París y Bruselas, que aún son investigados.



Sobre WordPress