Hallan los restos del avión iraní desaparecido el domingo

Los restos del avión de la compañía Aseman desaparecido el domingo con 66 personas a bordo fueron encontrados hoy en una zona montañosa del centro de Irán.

Teherán, 20 de Febrero de 2018.- Así lo anunciaron este martes los Guardianes de la Revolución iraní. El portavoz de este cuerpo de elite, el general de brigada Ramezan Sharif, informó que los helicópteros de la fuerza aeroespacial de los Guardianes detectaron el aparato en las alturas de la montaña Dena.

El vuelo EP3704 de Aseman Airlines desapareció en la zona montañosa de Zagros el domingo (18.02.2018) por la mañana, unos 45 minutos después de despegar de Teherán. Después de dos días de fuertes nevadas y neblina, el clima finalmente se despejó este martes por la mañana, dando a los equipos de helicópteros una mejor visibilidad.
“Los helicópteros de la Guardia Revolucionaria esta mañana encontraron los restos del avión en la montaña Dena”, dijo el portavoz Ramezan Sharif a la emisora estatal IRIB.

Un reportero de IRIB que habló con uno de los pilotos dijo que había visto “cuerpos diseminados alrededor del avión” y que estaba ubicado en la aldea de Noghol, a unos 4.000 metros (13.000 pies) de altura en la montaña Dena.

500 imágenes tomadas por drones
“Desde ayer, los drones de la Guardia comenzaron a identificar cuidadosamente el área geográfica donde el avión probablemente se había estrellado, y esta mañana dos helicópteros de las fuerzas aéreas fueron enviados al lugar”, dijo Sharif.
Las motos de nieve fueron desplegadas anteriormente en el pico de 4.409 metros (14.465 pies), donde más de 100 montañeros también han estado ayudando en la búsqueda.

“Anoche, varias personas se quedaron en la montaña y, gracias a la coordinación con guías locales, pudieron buscar en todas las grietas”, dijo Mansour Shishefurush, jefe de un centro de crisis regional, a la agencia de noticias ISNA.Unas 500 imágenes tomadas por drones fueron analizadas de la noche a la mañana, agregó.

El avión bimotor ATR-72, en servicio desde 1993, voló el domingo temprano desde el aeropuerto de Mehrabad hacia la ciudad de Yasuj, a unos 500 kilómetros (300 millas) al sur. La mala visibilidad significó que unas 60 salidas de helicópteros el lunes no pudieron encontrar rastros del avión.

Un equipo de investigadores de choque de la agencia de seguridad aérea francesa BEA también debía llegar a Irán el lunes, pero su llegada aún no había sido confirmada.

El incidente ha reavivado las preocupaciones sobre la seguridad de la aviación en Irán, que aumentaron por las sanciones internacionales a lo largo de los últimos años.



Sobre WordPress