Holanda deportó a cuatro espías rusos por un ciberataque contra la OPAQ

  • Publicado jueves 4 octubre 2018 | 15:54 GMT -3
  • Europa
  • Enviar

Mandatarios europeos condenan desde Bruselas el ataque contra la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas de La Haya, mientras el secretario de Defensa estadounidense ofrece a la OTAN sus cibercapacidades.

La Haya, 04 de Octubre de 2018.- Tres de los principales dirigentes de la Unión Europea condenaron este jueves en Bruselas un intento de atacar la red informática de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) en La Haya. La nota, firmada por los presidentes de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y del Consejo Europeo, Donald Tusk, y por la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, no hace referencia expresa a Rusia, pero sí da cuenta de que tanto Holanda como el Reino Unido, ambos Estados miembros de la UE, no dudan de la implicación de Moscú.

“Este acto de agresión demuestra desprecio por la tarea solemne de la OPAQ”, señalan los mandatarios. “Deploramos esas acciones que socavan la ley internacional y las instituciones internacionales”, señalaron después de conocerse el caso de cuatro agentes expulsados en abril por Holanda por participar en estos hechos.

El servicio de inteligencia militar holandés (MIVD) evitó un ciberataque contra la red wifi de la OPAQ, el organismo que ha sido muy criticado por Rusia tras denunciar que su aliado sirio ha utilizado armas prohibidas contra civiles durante el conflicto armado iniciado en el país árabe en 2011. El ciberataque revelado hoy, cuya fecha exacta no ha trascendido, llevó a Holanda a deportar a Moscú el pasado 13 de abril a cuatro funcionarios rusos que habían aterrizado en Ámsterdam el 10 de abril y a los que se atribuye la autoría del acto de piratería cibernética.
El Gobierno del Reino Unido “ha indicado hoy que ha identificado a una serie de actores que se sabe han estado realizando ataques cibernéticos en todo el mundo son, de hecho, el servicio de inteligencia militar ruso (GRU)”, indicaron Juncker, Tusk y Mogherini, que también subrayaron que tanto Amsterdam como Londres señalan a Rusia en el caso de la OPAQ.

Por su parte, los primeros ministros de Holanda y el Reino Unido, Mark Rutte y Theresa May, respectivamente, denunciaron que el servicio de inteligencia militar de Rusia está “desarrollando operaciones cibernéticas inaceptables” dirigidas contra “organizaciones internacionales de todo el mundo, incluida la OPAQ”. En una nota conjunta, ambos dirigentes aseguraron que las “operaciones imprudentes” del Departamento Central de Inteligencia en Rusia (GRU, en ruso) varían desde operaciones cibernéticas destructivas “hasta el uso de recursos químicos, como el de Salisbury”, ciudad británica donde fue atacado el exespía ruso Sergei Skripal y su hija.



Sobre WordPress