Medioambiente: Reiteran recomendaciones para evitar incendios forestales en sitios protegidos por su riqueza ecosistémica

Algunos Santuarios de la Naturaleza de la RM –entre ellos Quebrada de La Plata- han determinado mantener cerradas sus áreas al público, en temporada estival, como una medida de acción preventiva, evitando de esta forma la ocurrencia de un incendio forestal.

Santiago, 06 de Febrero de 2018.- Según cifras entregas por CONAF, el 99% de los incendios forestales son de origen antrópico, es decir, son provocados por los seres humanos, ya sea por descuido o por negligencia en la manipulación de fuentes de calor en presencia de vegetación combustible.

Por ello, la Seremi del Medio Ambiente RM en conjunto con la Seremi de Educación, la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, el Consejo de Monumentos Nacionales y la Red de Santuarios de la Naturaleza de la Región Metropolitana, iniciaron una campaña para entregar recomendaciones y sensibilizar a la comunidad del daño que provocan los incendios forestales en la vegetación natural nativa con la consecuente pérdida suelo, hábitat y refugio para un sinnúmero de especies de fauna silvestre.

Cabe recordar, que en la temporada estival pasada en la zona centro y centro-sur de Chile (entre las regiones de Coquimbo y Los Ríos) los incendios forestales arrasaron alrededor de 518.000 hectáreas, afectando formaciones vegetales naturales nativas y a plantaciones forestales.

En la Región Metropolitana, fueron 50.000 las hectáreas afectadas, de ellas unas 30.000 hectáreas corresponden a importantes áreas naturales, entre las que destacan la Reserva Nacional Los Cobres de Loncha y el Santuario de la Naturaleza Quebrada de La Plata, las que por este desastre vieron mermados sus recursos genéticos y servicios ecosistémicos, que permiten la captura de carbono, la producción de agua y oxígeno, así como también contribuyen a la contención de procesos erosivos, disminuyendo los riesgos de fenómenos naturales, asociados a los efectos del cambio climático.

Por ello, los administradores del predio, la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile, determinaron cerrar de manera preventiva el Santuario de la Naturaleza Quebrada de La Plata, para actividades recreacionales y de educación ambiental, desde el 23 de diciembre de 2017 hasta el 1 de abril de 2018.
El incendio que afectó a este Santuario en noviembre de 2016 arrasó el 79% de su superficie, generando graves daños en su cobertura vegetal como en algunas poblaciones de fauna silvestre. Actualmente debido a la presencia de material vegetal combustible, las altas temperaturas y baja humedad, este lugar presenta un alto riesgo de un nuevo incendio.

Si a esto se suma, el ingreso de personas no autorizadas que desarrollan actividades que afectan la recuperación de la Quebrada y son incompatibles con los objetivos establecidos en el Plan de Restauración Socio-Ecológica, como motociclismo, caza, ciclismo, camping, entre otras, la situación de vulnerabilidad del Santuario ante un incendio, aumenta significativamente.

“A la luz de estos antecedentes, queremos hacer un llamado a quienes transitan por áreas naturales, a ser precavidos y respetuosos con la naturaleza, evitando hacer fuego, dejar basura y vulnerar las medidas de seguridad impuestas por la Administración de estas áreas protegidas”, enfatiza el Seremi del Medio Ambiente RM, José Miguel Arriaza.

A lo que agrega “Los Santuarios de la Naturaleza son Monumentos Nacionales, que están protegidos por Ley de Monumentos Nacionales, y su alteración es sancionada con multas. Pero lo más importante a tener presente es que los efectos negativos de los incendios forestales sobre los ecosistemas naturales son muchas veces intensos y muy duraderos. La naturaleza tarda muchos años en recuperarse, provocando alteraciones significativas en las poblaciones de animales, tanto al momento de ocurrencia del incendio, como después”, puntualizó.

Cabe mencionar que los Santuarios de la Naturaleza son sitios que se usan para estudios e investigaciones de la ciencia y la academia, y que en los incendios forestales, la extensión del fuego afecta a todos los grupos de fauna, a aquellos con una baja movilidad como son los reptiles, anfibios y micromamíferos, y a grupos de mayor movilidad y tamaño como los zorros, quiques, felinos nativos como el Gato Guiña, el Gato Colo Colo y a algunas aves.



Sobre WordPress