Cartas: Declaración de flota artesanal que opera el pez espada

Coquimbo, 19 de Enero e 2019.-

La flota pesquera artesanal que opera en captura de pez espada, representada por las siguientes organizaciones desde la cuarta a la décima región: A.G. de Armadores Pesqueros Artesanales de Lebu, ADEMARVAL de Valdivia, Asociación Gremial de Armadores y Pescadores Artesanales de Pesquerías de Demersales y Migratorias de San Antonio, Cooperativa de Pescadores Artesanales Vic Bío Bío de Talcahuano, Asociación Gremial Bacaladeros del Maule A.G. de Constitución, vienen en hacer la siguiente declaración pública:

Que, nuestra flota de alrededor de 170 lanchas opera en captura de pez espada desde el año 1990 a esta fecha, la cual ante la propuesta de organizaciones de la isla Juan Fernández, que han solicitado la creación de un área marina protegida que se extiende hasta 200 millas náuticas de la isla, incluyendo en ella un área como parque marino desde la milla 25 a la 200, en la cual sólo se puede realizar investigación científica y observación, debemos informar a la opinión pública que el establecerla en esa condición, en el área y superficie, ocasionaría un grave daño a nuestra actividad productiva, habida consideración que es una macrozona donde opera desde el mes de mayo a octubre de cada año nuestra flota y, por tanto, implica una pérdida de un 30% a 35% de nuestras capturas de dicho recurso.

Que si bien entendemos el compromiso del gobierno de crear parques marinos, éstos deben crearse con un criterio que respete y permita la sustentabilidad de la actividad pesquera, teniendo en cuenta que ésta –como se demuestra durante los años de operaciones– no ha afectado y no produce daño alguno al ecosistema y biodiversidad de recursos marinos y mamíferos, ya que no operamos sobre el lecho marino sino con un arte de pesca de superficie, a unas 30 brazas de profundidad, y las profundidades en esas áreas de trabajo van desde los 1.000 a 3.000 metros, no existiendo perjuicio o daño a especies endémicas, en su fase reproductiva, cadena alimentaria u otra condición biológica que permite que la biomasa se mantenga y se realice su ciclo de vida en forma natural. Ello se demuestra con los estudios que ha efectuado la Subsecretaria de Pesca y Acuicultura, el Instituto de Fomento Pesquero y la fiscalización del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura.

Por ello, nuestro sector productivo que tiene el compromiso moral de protección del ecosistema y de la biodiversidad, como también de mamíferos y aves marinas, lo cual se ha hecho por siempre en su labor extractiva, hace presente que estos antecedentes deben ser analizados para que la medida a tomar evite afectar gravemente a una actividad extractiva que permite a pescadores, trabajadores de puertos, trabajadores de plantas de proceso, cargadores y medios de trasporte tener una fuente de ingresos económicos que les permita costear los gastos de alimentación, salud, educación, vestuario, como también los básicos de los hogares. El no poder operar en un área como la solicitada para el parque marino de isla Juan Fernández implica un grave e irreparable perjuicio económico e inclusive coarta nuestra libertad de trabajo, que está plenamente garantizada por nuestra Constitución Política, y que el ejercerla legalmente nos permite trabajar y de esta forma garantizar un futuro digno a nuestros hijos, y no tenemos otra alternativa de trabajo, ya que provenimos de generaciones de pescadores.

Estos antecedentes los hicimos llegar a los señores Ministros que integran el Comité de Ministros, que toma la decisión de aprobar y los términos del parque marino de isla Juan Fernández propuesto. Así mismo lo hicimos ante la señora Presidenta de la República. Además, no nos oponemos a crear un parque marino, pero no como se ha propuesto, e hicimos una contrapropuesta alternativa que se ajusta al compromiso del gobierno y respeta nuestra actividad laboral y productiva. Tenemos la convicción que la opinión pública y la institucionalidad del Estado aplicará un criterio que cumpla con ambos objetivos y más aún con una responsabilidad social.

Asociación de Industriales y Armadores Pesqueros de la Región de Coquimbo (AIP)



Sobre WordPress