Explosión deja 4 muertos y 68 desaparecidos en Rusia

  • Publicado lunes 31 diciembre 2018 | 18:18 GMT -3
  • Europa
  • Enviar

Un edificio se derrumbó parcialmente tras la tragedia, causada aparentemente por una fuga de gas. Rescatistas trabajan en un ambiente hostil de -30 grados Celsius.

Moscú, 31 de Diciembre de 2018.- Una aparente fuga de gas desató una tragedia este lunes  en la localidad de Magnitogorsk, en la región de Cheliabinsk (Urales, Rusia), cuando a eso de las 6 de la mañana (01.00 GMT) se produjo una explosión que causó el derrumbe parcial de un edificio de viviendas. Los equipos de socorro han rescatado cuatro cadáveres y a varias personas con vida, aunque hay 68 vecinos aún desaparecidos.

Entre las víctimas rescatadas con vida se encuentran dos niños, informaron los servicios de emergencia. Se desconoce si todos los desaparecidos se encontraban en sus casas cuando se produjo el desplome de siete de las nueve plantas de una sección del edificio. El vicegobernador de Cheliabinsk, Oleg Klimov, dijo que algunos “podrían estar bajo los escombros, en casas de parientes o de vacaciones”.

Sin embargo, los rescatistas han dicho que se han oído pedidos de auxilio, lo que ha acelerado los trabajos de remoción de los restos de concreto y fierro para llegar tan pronto como sea posible a quienes permanecen atrapados. “Se conoce la suerte de 52 personas: 16 fueron evacuadas, cuatro hospitalizadas y 28 se han puesto en contacto con las autoridades”, explicó la oficina de prensa del gobernador.

Temperaturas gélidas
Las autoridades explicaron que 48 departamentos resultaron dañados, en los cuales residían 120 personas. En total, en el edificio viven más de un millar de personas, que podrían ser evacuadas también a escuelas de la zona, como ya se ha hecho con las que residían en los portales adyacentes a los afectados por el siniestro. La esperanza es que la cifra de víctimas no crezca tanto, atendiendo que al ser festivo muchos habitantes podrían no encontrarse en sus casas.

Las labores de rescate se ven dificultadas por las bajas temperaturas, que rondan los 30 bajos cero en la localidad de Magnitogorsk, situada en los Urales del sur, no lejos de la frontera con Kazajistán. La ministra de Sanidad rusa, Veronika Skvortsova, y el jefe para Situaciones de Emergencia, Yevgueni Zinichev, viajaron a Magnitogorsk para coordinar las operaciones de asistencia por orden del presidente Vladimir Putin.



Sobre WordPress