Cartas: Declaración Pública Tucapel Jiménez

Valparaíso, 06 de Septiembre de 2018.-

Quiero expresar mi total solidaridad con Pamela Jiles, cuya decisión de renunciar a la presidencia de la Comisión de Familia comprendo y lamento.

Siempre pensé, y así lo expresé en sucesivas ocasiones, que el gesto que tuvo Pamela frente a los dichos negacionistas del diputado Ignacio Urrutia representó a buena parte de los chilenos, que nos sentimos profundamente agredidos por sus hirientes palabras, por lo que no correspondía sanción alguna, pues su actitud no fue un simple exabrupto, sino más bien el reflejo de una justificada indignación moral.

Concurrí a la unanimidad en la Comisión de Ética, que estableció para la conducta de Pamela Jiles la sanción menor contemplada en el reglamento, luego de haber sancionado al diputado Urrutia con la máxima pena posible. Lo hice, a pesar de mi opinión contraria, porque se me había informado que había un acuerdo del Frente Amplio para permitir la unanimidad, y no quise con mi voto solitario poner en cuestión dicho acuerdo, que sinceramente pensé incluía también a Pamela.

He comunicado a la bancada del PPD mi renuncia a la Comisión de Ética, porque me siento afectado por lo ocurrido y disgustado conmigo mismo por no haber mantenido mi voto contrario, aunque fuera el único.

Reitero públicamente mi solidaridad con Pamela Jiles, por quien siento admiración y respeto.



Sobre WordPress