Investigación en Órbita: Columbus celebra 10 años en el Espacio

Vídeo: Investigación en Órbita: Columbus celebra 10 años en el Espacio

Está situado en la Estación Espacial Internacional (ISS) y los astronautas lo emplean para cultivar plantas, desarrollar nuevos materiales e influso para experimentar sobre sí mismos.

http://https://www.youtube.com/watch?v=TFGS_i1CEfQ

París, 23 de Enero de 2018.- El módulo Columbus de la Estación Espacial Internacional que se encuentra en el Centro Europeo de Astronautas en Colonia es una réplica del laboratorio espacial europeo en órbita. El de Colonia se emplea como módulo de entrenamiento.

Columbus lleva 10 años en el espacio y los astronautas lo usan para llevar a cabo todo tipo de experimentos: cultivar plantas, desarrollar nuevos metales e incluso experimentar diferentes variables sobre ellos mismos.

Fue puesto en órbita el 7 de febrero de 2008 y fue acoplado cuidadosamente a la Estación Espacial Internacional.

Hoy en día, es una oficina muy especial en donde hay mucho trabajo, pero también es el lugar favorito del astraonauta italiano Paolo Nespoli. “Para un astronauta europeo, es como nuestro hogar. Por definición, el o la astronauta que está en el espacio es también responsable de Columbus, del laboratorio en sí. Debe mantenerlo y asegurarse de que todo funciona”, comenta.

El astronauta vascofrancés de la ESA, Leopold Eyharts supervisó la instalación del módulo de 10 toneladas en 2008. Ahora nos muestra el de entrenamiento idéntico al del espacio. Confiesa que tuvo “la suerte de formar parte de esta misión y ser el primer astronauta europeo en entrar en Columbus y encender las luces. Este módulo de prueba es muy parecido al de la Estación Espacial Internacional. Está muy bien organizado. Es un laboratorio científico, asi que hay muchas instalaciones científicas en él. Estamos en un entorno de microgravedad permanente. Asi que realizamos experimentos en situación de exposición prolongada a la microgravedad, por lo que hay una continuidad científica en lo que hacemos”.

​ El hecho de poder realizar experimientos y repetirlos en ciertas condiciones da resultados. Por ejemplo esta investigación sobre el efecto de la ingravidez en las plantas. Los científicos encargados de la misma quieren desarrollar sistemas para que los astronautas cuenten con alimentos en misiones a largo plazo.

Ann-Iren Kittang Jost del centro de investigación interdisciplinaria en el espacio confirma que “de hecho, cultivamos plantas en microgravedad o ingravidez. Pueden adaptarse, germinar a partir de las semillas, completar su ciclo de vida y producir nuevas semillas, asi que se se adaptan bastante bien a estas condiciones. Es fascinante “, concluye.

En otro de los experimentos se ha expuesto a formas de vida terrestres al medioambiente espacial, exterior al módulo. Los microorganismos se colocaron en bandejas fuera de la nave durante un año y medio, para comprobar su resistencia. La bióloga alemana especialista en cuestiones espaciales Elke Rabbow relata que “tres de estas bandejas pasaron del invernadero Expose-E, a la Estación Espacial Internacional. En las bandejas pusimos diferentes microorganismos, desde bacterias hasta líquenes y también algunas larvas de diferentes animales. Y de hecho cuando regresaron, varios de estos organismos sobrevivieron “.​

La Estación Espacial Internacional comenzó con el módulo ruso Zaria en 1998, y ahora cuenta con laboratorios científicos de Japón, Rusia y EE.UU además del europeo Columbus.

Los astronautas a bordo de la estación deben respetar una apretada agenda de experimentos, muchos de ellos sobre ellos mismos. Prueban cómo reaccionan sus músculos, huesos, sangre y su cerebro, en el espacio. Un descubrimiento sorprendente es que la actividad eléctrica y el rendimiento del cerebro de los astronautas disminuyen en el espacio, y nadie sabe por qué.

​También se mide el grado de radiación, uno de los principales problemas al que se exponen los astronautas. En un experimento llamado Dosis3D se mapean las variaciones de radiación dentro del módulo Columbus y las variables que hay que tener en cuenta. Thomas Berger, jefe del grupo de investigación de biofísica del centro aeroespacial alemán asegura que “como Dosis 3D se está llevando a cabo durante un tiempo considerablemente largo hemos constatado cambios en la radiación dependiendo de la altitud. Por ejemplo, la estación espacial se elevó a 70 kilómetros de altura y eso modificó los parámetros de la radiación que pueden oscilar también debido al ciclo solar, es decir dependiendo de si la estación esta más lejos o más cerca del sol”.​

Experimentar en un entorno sin gravedad es algo único, y Columbus es el único lugar en donde los científicos pueden estudiar cómo se solidifican las nuevas aleaciones metálicas sin la influencia de la gravedad. El instrumento que se emplea para ello se controla desde la tierra pero los astronautas intervienen en ciertos pasajes prácticos. Según Thomas Volkmann, cientifico alemán, en esta parte de la misión “los astronautas son importantes, se encargaron de la instalación, cambiaron los sistemas de la cámara. Para diferentes experimentos necesitamos, por ejemplo, cámaras con alta resolución espacial, mientras que para otros se requiere cambiar la velocidad del encuadre. Los astronautas tienen que hacer todas esas manipulaciones”.

La colaboración entre los astonautas en órbita y los científicos desde la tierra continuará ya que se espera que la Estación Espacial Internacional siga funcionando otros diez años más. Según Eyharts “la Estación Espacial Internacional es también una muy buena herramienta para preparar el futuro de la exploración. Desde un punto de vista médico, sería: el estudio del cuerpo humano; pero también: la tecnología, la robótica y todo lo que se utilizará en futuras exploraciones “.

​Mientras tanto, los astronautas de la ESA que están en órbita, continuarán desarrollando la ciencia con mayúsculas en un pequeño laboratorio. Nespoli afirma que “es increíble que en un espacio relativamente pequeño, porque es un módulo, de la talla de una habitación, se pueda hacer todo lo que se quiera en relación con la ciencia y el espacio”



Sobre WordPress